Estamos dando una nueva imagen al blog.

Disculpa las posibles molestias que esto pueda causarte. Danos tu opinión sobre el nuevo diseño.
Nos será de gran ayuda.
Gracias.

Buscame...

Cargando...

lunes, 28 de enero de 2013

LA MUJER EN LOS MEDIOS: OBJETIVACIÓN SEXUAL

El concepto de la objetivación de las mujeres surgió con el feminismo de segunda ola, por lo que lleva rondándonos desde los años 70. Sin embargo, pese a lo relativamente reciente del término, la objetivación de la mujer no es un fenómeno nuevo. Durante la Ilustración Francesa en los siglos XVII y XVIII se genero unintenso debate sobre la función de los pechos femeninos. En la obra de teatro de Alexandre Guillaume Mouslier de Moissy de 1771 “La Verdadera Madre”, el personaje principal femenino reprocha a su marido tratarla como un simple objeto de gratificación sexual: “¿Son tus sentidos tan burdos como para considerar estos pechos –respetables tesoros de la naturaleza – como simples adornos, destinados a ornamentar el pecho de las mujeres?”

Sin embargo, parece que es hoy en día cuando la objetivación de la mujer se ha vuelto más relevante, en una sociedad devorada por el consumismo y donde las mujeres han pasado a convertirse una mercancía dedicada al disfrute, generalmente, del hombre. Esta forma de violencia simbólica, que resulta casi imperceptible, somete a todas las mujeres a través de la publicidad, las revistas, las series de televisión, las películas, los videojuegos, los videos musicales, lasnoticias, la telerealidad, etc.

¿Pero en qué consiste realmente la objetivación? Se trata del acto de representar o tratar a una persona como a un objeto (una cosa no pensante que puede ser usada como uno desee). Y más concretamente, la objetivación sexual consiste en representar o tratar a una persona como un objeto sexual, ignorando sus cualidades y habilidades intelectuales y personales y reduciéndolas a meros instrumentos para el deleite sexual de otra persona.

¿Cómo podemos reconocer la objetivación sexual? En algunos casos, la objetivación es bastante obvia, pero en otros puede resultar menos evidente. La socióloga americana Caroline Heldman ha diseñado el Test del Objeto Sexual (TOS), que permite identificar la presencia de objetivación sexual en las imágenes ante una respuesta afirmativa a cualquiera de las siguientes 7 preguntas:

1) ¿La imagen muestra únicamente una parte o partes del cuerpo de la persona?

Una mujer sin cabeza, por ejemplo, facilita el verla como un simple cuerpo al borrar cualquier atisbo de individualidad transmitido por las caras, ojos y el contacto visual con la persona de la imagen.

tom ford

En este anuncio se muestran los pechos de varias mujeres, que equivalen a los airbags del coche Audi:

airbag
Mostrando los efectos en la mujer de hacerle una felación a un hombre con un miembro tan grande que necesitará condones de talla XXL:

durex XXL

En esta cartelería de calle de Media Markt en Polonia, se muestran las piernas abiertas de una mujer con una minifalda y una flecha indicando: “30 minutos hacia lo que te gusta”, en alusión indirecta de la distancia al establecimiento más próximo:

mediamarkt3grande
Una campaña de la PlayStation en Francia compara las dos pantallas táctiles con una mujer con 4 pechos capaz de proporcionar el doble de sensaciones:
sony-france-ps-vita-four-breasts-0
¿En qué posición dormirá esta pobre?


Se consigue el mismo efecto despersonificador cuando se muestra a las mujeres desde atrás, con una connotación adicional de “violabilidad”:
ameri

Más explícitamente, un anuncio de una academia para fontaneros, electricistas, etc., conmina al hombre a demostrar si es realmente bueno con las manos:
good

Tapar la cara de la mujer consigue el mismo efecto despersonificador que mostrar sólo una parte de su cuerpo:

bmw_ultimate_attraction

2) ¿Muestra la imagen a una persona sexualizada que actúa como soporte para un objeto?

soporte 1 soporte 4 soporte 2 soporte 3

3) ¿Muestra la imagen a una persona sexualizada que puede ser intercambiada o renovada en cualquier momento?
La “intercambiabilidad” es un elemento común en la publicidad y refuerza el concepto de que las mujeres, al igual que los objetos, son fungibles (se usan y se descartan). Al igual que los objetos, “cuantas más mejor”, idea que borra el valor individual de cada mujer.

En estas imágenes de Victoria’s Secret se muestra a un grupo de mujeres, alineadas y a menudo tocándose las unas a las otras. Todas son casi idénticas, a pesar de tener tonos de piel y pelo ligeramente diferentes, y visten de la misma manera.

inter 1victorias_secret_models_2-wallpaper-2304x864

Mostrarlas en grupo borra su individualidad y multiplica el impacto de la imagen. No vemos 6 o 7 mujeres, sino mujeres despersonificadas. Es algo así como mirar un buffet de comida desde lejos: ves comida en general, pero no necesariamente pasta, sándwiches, ensalada y fruta.

En ocasiones la intercambiabilidad es explícita, como en este anuncio de Post-It, que pueden resultarles útiles al hombre para saber a quién tiene en su cama esa noche:
po

O en este anuncio del Fiat 500 Abarth:


En él un hombre tiene un apasionado encuentro con una seductora mujer italiana, que al final resulta ser un coche. Literalmente. Así, el coche y la mujer son intercambiables. No os perdáis los múltiples y sutiles detalles: la mujer sólo habla un idioma incomprensible para el hombre, la imaginería eyaculatoria, al igual que el ganado, la mujer va marcada con el logo del coche, etc.

4) ¿Muestra la imagen a una persona sexualizada que está siendo vejada o humillada sin su consentimiento?

Este anuncio muestra por ejemplo a un hombre sujetando por el cuello con su corbata a una mujer semidesnuda. Da glamour a la idea de que él haya podido atacarla y subyugarla:

vio 1
Duncan es un desaprensivo, se le va a ensuciar el modelito a la muchacha
En esta otra imagen en Vogue, las fuerzas del poder, hombres, someten a una mujer elegantemente vestida.

bio2
Glamourizando el movimiento 15M

En este anuncio de Dolce & Gabbana una mujer vulnerable y desvalida se convierte en un simple objeto del que están a punto de disfrutar 5 hombres.
 bio3
Y Peta, la organización que defiende los derechos de los animales, parece no ver la necesidad de no hacerlo con un ser humano:

bio4
En este anuncio de Pepsi, un guardacostas da permiso a un niño para “salvar” a una mujer inconsciente:
 bio5
En este curioso caso aparecido en una revista belga, se sugiere que la unica manera de que esta atractiva mujer consienta que le metas algo dentro será si le donas un órgano, lo que a la vez plantea interesantes implicaciones sobre los motivos altruistas del donante y quién es merecedor de semejante regalo.

donor
Nótense las contracciones de dolor de la pobre paciente ante la necesidad inminente de un trasplante


5) ¿Sugiere la imagen que la característica definitoria de la persona es su disponibilidad sexual?

Esta imagen de una mujer abierta de piernas y con el letrero, “Ahora abierta” envía el mensaje de que la mujer está sexualmente receptiva para cualquiera que esté interesado.

sex1
Y esta otra también se ofrece a cualquiera que la llame:

sex2
Esta moza va a coger frío
En ocasiones, los objetos, con forma de mujer, están hecho para usarlos sexualmente.

sex4
Me produce hemorroides sólo de verlo

sex3
En este caso, la única manera de conseguir jabón en este baño público es hacerle un dedo a la explosiva mujer de la jabonera:

sex5

6) ¿Muestra la imagen a una persona sexualizada que puede ser usada como una mercancía o alimento?

Por definición, los objetos pueden ser comprados y vendidos y algunos anuncios muestran a las mujeres como mercancía de uso diario. En este anuncio de 1936 de la Exposición sobre la Electricidad en Los Ángeles, las mujeres son electrodomésticos:

mer1
En este anuncio de Renault Usados, se compara a una mujer de 40 años y divorciada con un coche de segunda mano:

mer2
Las representaciones de mujeres como lavabos y inodoros son múltiples:

mer3 mer4
Las mujeres también pueden ser representadas como alimentos:

mer5 mer6
En esta otra imagen, las mujeres pueden ser adquiridas en una máquina dispensadora:

mer7
Y otros ejemplos menos sutiles muestran mujeres muertas listas para ser cocinadas e ingeridas:

mer8 mer9
7) ¿Trata la imagen el cuerpo de una persona sexualizada como si fuese un lienzo?

En este particular tipo de objetivación, los cuerpos de las mujeres tienen el único fin de servir como lienzo sobre el que escribir un mensaje:

can1 can2
En este anuncio que fue censurado de Durex, las personas se convierten en lienzos que trasmiten lo que la persona está pensando. En el caso de la mujer, el sabor delicioso de lo que tiene en la boca y lo feliz, satisfecha y contenta que está mientras le hace una felación al hombre:

can3

En conjunto, el daño causado por la ampliamente usada objetivación de la mujer en la cultura popular no es puramente teórico. Más de diez años de estudios muestran los efectos nocivos para las niñas y mujeres de crecer y vivir en una sociedad objetivadora. De estos efectos, hablaremos en otra ocasión.


Bollo sapiens para Orbita Diversa
Fuente: Caroline Heldman’s Blog
Fotos: Google, Sociological Images

domingo, 27 de enero de 2013

¿¿MADRE ANTES QUE MUJER...??


Post 174 - Madre antes que mujer

“Se nos dice que como tenemos ovarios, haremos la sopita de fideos o lavaremos el excusado, y que además lo haremos por instinto”. 

 Marcela Lagarde.

“Madre solo hay una”, “El amor de una madre es incondicional”, “Primero soy madre antes que ser mujer” son sólo algunas de las frases más populares en torno a la maternidad. Y es que en la construcción del género femenino se ha establecido que las dos cosas más importantes en la vida de una mujer son ser madre y ser esposa, es decir, vivir para los otros.

Cocinar, limpiar, cuidar, planchar y lavar son tareas que a lo largo de la historia se han asumido como instintivamente femeninas, como si las mujeres lleváramos este saber en nuestros genes, y muestra de ello son los innumerables comerciales de televisión protagonizados por una mujer, madre y ama de casa, que está dedicada física, emocional y mentalmente al cuidado de sus hijos, de su esposo y de su hogar. Envuelta en un ambiente ideal y dueña de una ternura y una paciencia infinitas, las mamás de la televisión son nuestro punto de partida para analizar el mito de la maternidad en los anuncios publicitarios.

Por un lado, padres, familiares y amigos, ante mi negativa o mi falta de entusiasmo por convertirme en madre, han argumentado más de una razón a favor de la maternidad y una de las más repetidas es: “dejarás de ser egoísta porque tu prioridad será tu hijo”.

Este argumento sobre la maternidad, tan arraigado en el imaginario popular, forma parte de la idealización que existe acerca de este rol femenino, y un buen ejemplo de ello son los comerciales de detergente, aceite, electrodomésticos y otros productos relacionados con las tareas del hogar. Pero si lo que quieren los demás es animarme, al ver estos anuncios publicitarios que muestran ese excepcional amor maternal, el efecto es el contrario: me quedo siempre con una sensación de fastidio y horror.

Mujeres esclavizadas a las tareas domésticas, que siempre realizan con una sonrisa extasiada en el rostro; adictas a la limpieza, llenas de una satisfacción orgásmica ante la blancura perfecta de la ropa de su familia; esposas y madres que necesitan, por sobre todas las cosas, la aprobación de sus esposos y de sus hijos.

Pero, ¿qué pasa si yo no quiero vivir para los otros?

2

El mejor trabajo del mundo

Según la antropóloga mexicana Marcela Lagarde, la vida de las mujeres está regida por dos ejes fundamentales: lo materno y lo conyugal, dos funciones íntimamente relacionadas y que determinan los roles de género (madre y esposa) que ellas usualmente realizan.

Como ya explicamos en un post anterior ser madre implica no sólo tener la capacidad para reproducirse, sino también la aptitud innata para realizar una serie de labores consideradas propias de nuestra naturaleza, gracias al supuesto instinto maternal que habita en cada una de nosotras.

Es así que el trabajo doméstico, al ser asumido como una labor para la cual las mujeres están dotadas de manera natural, pierde su valor o carece de él y no es considerado un oficio propiamente dicho. Como Lagarde afirma, “si el trabajo doméstico lo realizo en mi casa, es amor, instinto maternal, cuidado de los hijos, entrega obligada, buena educación o feminidad. Pero si realizo ese mismo trabajo en otra casa, como una actividad pagada, inserta en el mercado de trabajo y legitimada como tal, este genera una relación social diferente que en ningún caso es parte de mi cuerpo, de los instintos o de la naturaleza”.

Irónicamente, un reciente comercial de Procter & Gamble nos muestra que ser mamá es, por un lado, el trabajo más difícil del mundo, y por el otro, es el mejor trabajo del mundo, aunque no sea remunerado, no ofrezca vacaciones, su horario completo supere las 8 horas al día, y no sea reconocido por la sociedad como tal. Pero su cualidad de “mejor” radica en la mayor recompensa que la madre recibe: la felicidad de su hijo.

Apelando al lado emocional, este anuncio busca realzar la figura de las madres como base fundamental del desarrollo de sus hijos, pero si miramos un poco más allá no es difícil darse cuenta que ellas viven por y para sus hijos, entregando su tiempo, su esfuerzo y su dedicación para que ellos puedan lograr sus metas. ¿Pero es que acaso el único propósito de una madre es que sus hijos alcancen sus objetivos? ¿Y dónde están las metas de ella, sus sueños? ¿Cuándo los realizará si solo se dedica a servir a sus hijos?


En otro anuncio publicitario, en este caso un afiche realizado por el aniversario de la Universidad de San Martín de Porres, se emplea una idea similar: bajo el lema “cumplimos 50 años siendo testigos de que el éxito de nuestros alumnos también es el de sus padres”, la imagen nos muestra a una madre, vestida con toga y birrete, sirviéndole café a su hijo, quien se ha quedado dormido mientras estudiaba.

tgt
Este es otro ejemplo de cómo en el mundo patriarcal en el que vivimos, ser madre significa que la mujer deja de ser un sujeto para convertirse en un objeto al servicio de otros, sus hijos. Ella es solo una proyección de su hijo, los logros de él son los suyos, ella no necesita tener metas ni sueños propios, ¿para qué? Si tiene un hijo que anhela, sueña, actúa y realiza sus metas personales: él es un sujeto pleno capaz de realizarse, ante la mirada orgullosa de una madre satisfecha.

4
Nada como el amor de mamá

En los comerciales de televisión el estereotipo de mamá es llevado al extremo: usualmente se trata de una mujer joven, atractiva, vestida impecablemente a pesar de dedicarse a la limpieza constante de su hogar. Siempre sonriente, amable y cariñosa, su mayor dilema es cómo lidiar con las tareas de la casa y el cuidado de sus hijos. Por eso, productos como este suavizante para ropa, le dan lo que ella necesita.
También es común que el amor maternal sea comparado con que tan bien realiza la mamá tal o cual tarea doméstica: mientras más blanca quede la ropa, más le demuestra ella a sus hijos que los quiere, porque ella “lava con potente cariño”.
En algunos casos, esta representación es idealizada a través del empleo de frases en las que la labor de cocinar y servir la mesa es disfrazada bajo expresiones como “llevar la felicidad a la mesa”, o el aprendizaje y esfuerzo al cocinar no requiere de trabajo alguno, es el amor el que la guía hasta el sabor perfecto.
En este otro comercial podemos encontrar nuevamente esta idealización de la mamá como una persona servicial, cuyo único interés es hacer feliz a su familia. “Mi mamá puede hacerlo todo”, dice el niño del anuncio, sí, puede hacer todo para los demás y hasta le queda tiempo para crear versos sin mucho esfuerzo como este: “en la cocina y en la mesa, siempre La Danesa”.


+ Identidad de género. Marcela Lagarde. Curso ofrecido en Managua (Nicaragua), 1992.

* Este post fue escrito por Nina Nin y Ren Murasaki.

sábado, 26 de enero de 2013

"Las niñas van asumiendo con naturalidad perversa su condición de objetos sexuales". Entrevista a la psicóloga Olga Carmona



niñas o adultas
Durante esta semana Bebés y más se ha propuesto analizar a fondo el preocupante tema de la hipersexualización de nuestros hijos, especialmente en lo que se refiere a las niñas. Lo hemos hecho con un artículo en el que hemos dado una visión general del problema y con una serie de entrevistas a especialistas en psicología infantil.

Terminamos hoy con esta entrevista a Olga Carmona, psicóloga clínica y experta en Psicopatología Infanto-Juvenil a quien podemos leer en su página Psicología Ceibe.

¿Existe realmente un patrón de hipersexualización de las niñas en la publicidad?

Si, existe y se podría generalizar a todos los países desarrollados. En el año 2007 la Asociación de Psicología America (APA) publicó un documento en el que ya se denunciaba la tendencia sexualizadora de nuestros niños en las sociedades modernas.

¿Qué decía ese informe?

La APA advertía una preocupación por que el fenómeno se reflejaba en todo el espectro infantil, ropa,juguetes, videojuegos, series de TV destinadas a ese público, haciendo demasiado hincapié en los beneficios que el erotismo puede proporcionar, sobre todo a las niñas. Este estudio reflejó que las niñas, a partir de los 4 años son bombardeadas con modelos de éxito social que triunfan en la vida tener aquellos atributos físicos que el mercado impone, no por cualidades personales ni profesionales.

En definitiva, decían, que la sexualidad acaba por excluir otros aspectos de la personalidad y se convierte en el único parámetro válido para juzgar la valía de un individuo.

¿En qué se materializa todo esto?

Las pequeñas de la casa no están ocupadas en jugar con plastilina, colorear o aprender a montar en bicicleta. Ahora se empeñan en tener el tipo de Beyoncé, bailar como Shakira, vestir tops y minifaldas que dejen su ombligo al aire, y se preocupan por cuando sus padres les darán permiso para hacerse un tatuaje, un piercing y un aumento de mamas que les permita volver locos a los chicos.

¿Qué razones hay para este fenómeno aberrante?

Las razones son básicamente de consumo. La moda, principal artífice del uso de las niñas como reclamo publicitario a modo de Lolitas cada vez más jóvenes, impulsa esta imagen como un potente gancho comercial para vender sus productos.

Nuestra sociedad no se ha liberado del machismo, ¿verdad?

Por otro lado, vivimos en una sociedad con profundas contradicciones y con grandes dosis de doble moral. El sexo vende en cualquier caso, y la actitud de la sociedad sobre la sexualidad femenina es como mínimo confusa y anclada en patrones machistas. Por un lado se critica a una mujer que se vista de forma provocativa, pero se acepta a una niña vestida como una mujer, maquillada, con tacones y minifalda y a una mujer vestida como una niña, bordeando los límites de la pedofilia.


Y profundizando un poco más se podrían encontrar razones que tienden a cronificar el machismo, es decir, si se sigue transmitiendo una sexualidad donde las mujeres responden a patrones no establecidos por ellas, ni siquiera negociados, y si se hace desde la infancia, es mucho más fácil tener después una generación de mujeres pasivas que viven para satisfacer las expectativas de un mundo dominado por hombres.

Olga Carmona

¿Porqué las niñas se ven arrastradas a seguir estos patrones?

No es que se vean arrastradas a seguirlo, es que están siendo socializadas, endoculturadas en un ambiente en el que determinados comportamientos se ven reforzados.

Si se las bombardea desde la cuna con un entorno que les dice que si se visten de tal manera, si se “disfrazan” de mujeres, si se contonean como sus ideales de éxito, van a recibir la aprobación social, van a lograr el éxito, ellas (y ellos) lo harán.

En edades tempranas, los niños aprenden básicamente por imitación, buscan modelos a los que imitar, referentes que les digan cómo comportarse en un mundo para ellos confuso, indescifrable y difícil. Si el mensaje que les llega es el de una sociedad que sobrevalora determinada idea del sexo, ellos la aceptarán como válida y adoptarán el modelo.

¿Qué efectos puede tener esto en su desarrollo psicosexual?

Los efectos son aún impredecibles, aunque ya empezamos a encontrar profundos desequilibrios en el desarrollo madurativo de los niños. Hay, por ejemplo, una precocidad en la aparición de la adolescencia, y aparece el término preadolescencia, que en generaciones anteriores ni existía.

Esto significa que nuestros niños se están saltando etapas de desarrollo y esto siempre implica un desajuste. Por ejemplo, tenemos datos de que en Francia el 37% de las niñas asegura estar a dieta, las conversaciones sobre moda y peso ideal aparecen antes, las niñas son estimuladas constantemente por la televisión, las revistas juveniles, y van asumiendo con una naturalidad perversa su condición de objetos sexuales, van adquiriendo la creencia de que la sociedad las va a cotizar en función de lo atractivas que resulten para los hombres.

¿Hasta que punto han cambiado los objetivos vitales de las niñas?

Hay estudios que concluyen que los objetivos de las chicas de la segunda mitad del siglo pasado, es decir, las madres de estas niñas, eran tener éxito en los estudios, ser valoradas como personas y crearse su propio camino profesional, mientras que el objetivo de las niñas de hoy es un buen físico aunque para ello tengan que pasar por el quirófano.

Sirva como ejemplo que una operación de aumento de pecho es uno de los regalos más frecuentes de los padres antes de cumplir los 18 años. Las niñas lo demandan por su cumpleaños o por Navidad y acuden a las clínicas de estética pertechadas de la foto de su ídolo para tener su pecho, sus labios o su mentón…

Encontramos también un aumento en los porcentajes de niñas afectadas por trastornos de alimentación, principalmente anorexia y bulimia, que empiezan entre los cinco y los nueve años. En el caso de los niños hay también una mayor afectación que en años anteriores.

¿El descubrimiento y desarrollo normal de la sexualidad se pervierte con esta precocidad forzada?

Exacto, me gustaría no dejar pasar por alto que esta hipersexualización del universo infantil conlleva una aproximación muy violenta al mundo de la sexualidad adulta, saltándose etapas, perdiéndose experiencias imprescindibles que les introduzcan de forma sana a una parte esencial de lo que después será su vida en pareja y su forma de entender las relaciones sociales, no sólo sexuales.

La mayoría de los expertos coincidimos en que hemos disminuido la calidad de vida de nuestros niños.El principal índice de desarrollo adecuado es el bienestar emocional, sin imposiciones del mundo adulto para las que no están, ni deben estar, preparados. El erotismo, la sensualidad, la sexualidad son capacidades que se irán dando paulatinamente, adoptando su forma específica en cada etapa del desarrollo y acercándose a los patrones adultos hacia la adolescencia.
Por supuesto que hay sexualidad en los niños, porque es condición humana, pero se manifiesta de forma muy diferente a la que los medios nos cuentan y les cuentan. Se expresa en la conciencia de identidad de género, en saber que se es hombre o mujer, en los juegos de roles (papás y mamás), en la curiosidad por conocer las diferencias en el cuerpo del otro, pero no hay erotización alguna en ello. Se trata de un proceso que, si no se adultera por intereses tóxicos, les llevará a vivir una sexualidad adulta libre.

¿Qué pueden hacer los padres para evitarlo o moderar este influjo?

Estar atentos, estar presentes. Participar de la vida de nuestros hijos de forma real, interesarnos por lo que leen, por lo que ven, canalizar y filtrar el ingente bombardeo que les llega por todas partes. Dosificar los medios.

Hablar, hablar, hablar, hablar. Escuchar, escuchar, escuchar. Ayudarles a diferenciar lo que es realidad de lo que es ficción, lo que son valores que te hacen crecer como persona y lo que son adornos, maquillaje.

¿Qué otras cosas pueden hacer los padres?

Ofrecer alternativas para mitigar el efecto, alternativas en las que participemos nosotros que tengan que ver con el respeto, con la empatía, con la generosidad, con la tenacidad, con es esfuerzo personal.
Y, sobre todo, ser referente a través del ejemplo.

Para esto y para todo lo demás en educación y crianza, somos su espejo y verán el mundo a través de nosotros, nuestro filtro será su filtro y nuestra manera de actuar impregnará definitivamente la suya.

Así, cuando lleguen los años difíciles, la adolescencia, precoz o no, tendrán raíces, tendrán criterio. No serán invulnerables y por supuesto que serán influenciables por las presiones sociales pero habremos dejado un poso sólido en su personalidad que les ayudará a saber diferenciar y salir mínimamente ilesos de tan difícil e imprescindible trance.

¿A qué edad debemos empezar la educación sexual?

Desde el principio y en función de la su propia demanda. Ellos nos guían.

No soy nada partidaria de recetas porque nada hay más complejo que la psicología humana y cualquier receta peca de reduccionismo y simplismo, pero sí que hay unas pautas generales para hablar de sexualidad con los niños.

No dar más información que la que ellos piden porque necesitan ir procesando cada dato nuevo a su ritmo y sin inundaciones; no mentir nunca, no inventar fábulas de cigüeñas francesas que, por otro lado, no paren sino que ponen huevos.

No utilizar eufemismos para nombrar a los genitales, porque ello implica un escondite, un no llamar a las cosas por su nombre y los niños son expertos detectores de contradicciones.
Cuando un niño pregunta, habría que devolverle la pregunta para saber primero qué sabe él acerca de lo que está preguntando y de dónde ha obtenido la información.
Es complicado, desde luego, pero indispensable.
Se me ocurre que seguramente muchos padres necesitarán hacer un trabajo personal relacionado con su propia sexualidad para poder responder con afecto, naturalidad y honestidad.
La sexualidad no es algo paralelo a nuestra existencia, sino que es parte de nosotros, una parte esencial de nuestra construcción y trayecto como seres humanos, y como tal, debe ser transmitida a nuestros niños.

Le agradecemos enormemente a la psicóloga Olga Carmona esta entrevista que ha concedido a Bebés y más, y esperamos poder seguir contando en el futuro de sus consejos.

Terminamos con esto nuestra semana dedicada al análisis en profundidad del fenómeno de la hipersexualización de las niñas y esperamos que haya servido a nuestros lectores para conocerlo mejor y paliar sus efectos en sus hijas e hijos.
Mireia Long 13 de enero de 2013

PUBLICIDAD SEXISTA… ¡Contra los hombres!

Suecia: Publicidad sexista... ¡Contra los hombres!

¿Prohibir un anuncio que hace del hombre un “puro objeto sexual”? Sólo los suecos podrían hacer algo así… En Francia, pese al control deontológico de la publicidad, las mujeres de 45 kilos están expuestas por todas partes para vender y despertar al deseo masculino. Sin embargo nadie atiende la libido de las consumidoras femeninas… ¿Serán los publicitarios franceses más perversos y misóginos que los suecos

Cuando voy en bici al trabajo, suelo tener la suerte de cruzarme con una modelo en ropa interior. Esta mañana me tocó una chica Carrefour. Pero es aún mejor cuando voy en metro y veo a la maniquí del banco ING, que alegra las paredes de cemento con su provocante braguita naranja. Y es que los publicistas rebosan imaginación cuando se trata de asociar mujeres desvestidas a la imagen de un supermercado o un banco. A mí me va ese tipo de creatividad; nada mejor que empezar el día con la libido a tope.

“Puro objeto sexual”

Eso es porque me alegro de no vivir en Suecia. Allí acaban de prohibir un anuncio del operador de telefonía Boxer bajo el pretexto de que, presten atención, mostraba al hombre como “un puro objeto sexual, de una forma que el género masculino podría interpretar como ofensiva”. ¡Ay, Suecia, país de la igualdad de género! En otros países como Francia hay una exposición de carne femenina que nunca cierra, mientras que en Suecia ya ni los hombres pueden ser usados como objeto de atracción sexual para vender. Hay Autoridades de Regulación Profesional sobre la Publicidad (ARPP) en 22 de los 27 países miembros de la Unión Europea: pese a lo que puedan pensar asociaciones feministas como las “Perras de Guardia” (Chiennes de Garde), que dicen que “los publicistas aumentan los estereotipos sexistas”, la imagen del ser humano está protegida por estos organismos deontológicos de “auto-disciplina”. Sólo en Francia se evalúan cada día unos 140 casos de anuncios más o menos conformes a la carta ética fijada, “teniendo en cuenta la opinión de las asociaciones independientes presentes en el Consejo Paritario de la Publicidad”, como precisa el director de l’ARPP, Stéphane Martin.


Recapitulación de publicidades sexistas, por la asociación feminista francesa Perras de Guardia | Edificante
¡Clases de igualdad de género desde preescolar!

En este consejo no hay ni rastro de asociaciones feministas ni de gays y lesbianas… Pero Stéphane Martin tiene la honestidad de reconocer que “no se puede llegar a borrar todos los defectos”: “No se prohíbe la desnudez en sí”, me dice como si adivinase que me gusta fijame en cuerpos perfectos. “A veces una simple postura puede ser juzgada como degradante para un individuo”. Otro detalle importante: “El contenido del anuncio tiene que ser conforme al producto que se vende.” O más bien debería ser, porque, según las Perras de Guardia, “los publicitarios usan escenas de sexualidad o de violencia para cualquier producto como un yogur, un coche, etc”. Cuando estima que ha habido un abuso, un ciudadano puede reclamar la creación de un jurado deontólogico de la ARPP. Pero de momento la ARPP aún no ha recibido ninguna denuncia sobre hombres en posturas humillantes. Por lo tanto, la culpa no la pueden tener los organismos de defensa de los consumidores, ni la ley, y lo único que puede explicar la cantidad de mujeres desnudas sobre los carteles será la obsesión sexual de los publicitarios… En Suecia ya saben cómo mejorar las cosas. Desde preescolar, los niños aprenden la igualdad de género; ya no hay muñecas para las niñas y coches para los chicos: cada uno construye su personalidad sin tener que aguantar los marcos de las convenciones. A ver cuándo enviamos a nuestros publicitarios a unas cuantas clases de apoyo…

lunes, 21 de enero de 2013

DOCUMENTAL VIENTRE DE MUJER


Publicado por 

He tardado algo en volver a publicar porque tenía ganas de contar las cosas a través de la imagen... sobre todo porque es de la imagen del cuerpo de la mujer de lo que quería hablar. Os dejo un cortometraje documental sobre la desaparición del vientre de la mujer de la escena de la moda y de los medios de comunicación. Su título: Vientre de Mujer. 
Espero que nos haga reflexionar, sobre todo ahora que se aproxima el verano. 




"Aparece un nuevo modelo de mujer: extremadamente delgada, adolescente, casi andrógina, con un cuerpo no desarrollado. Son los años sesenta, los años del despertar, de la búsqueda de libertades de la mujer, de cambios de normas y paradigmas. Es señalable que, cuanto más libre se hacía la mujer, tanto más cambiaba su cuerpo hacía lo rectilíneo. Una evidencia de que la libertad y la maternidad no parecían caber en el mismo cuerpo." 

"En el mundo de la moda y el espectáculo (los que marcan las tendencias e imponen modelos), el vientre femenino ha desaparecido. No existe. No está. Podría ser una anécdota sino fuera porque lo que oculta el abultado vientre de una mujer es un útero relajado."

"Los arquetipos de belleza occidentales no son tan inocentes como podíamos imaginar. Desde la más tierna infancia, las niñas juegan con muñecas que presentan un tipo de mujer extremadamente delgado. Una Barbie posiblemente tendría problemas de infertilidad al no tener suficiente índice de grasa corporal. Una delgadez extrema que nos déja exhaustas y desvitalizadas, lánguidas y cansadas… débiles y sumisas. Muñecas infames que van moldeando la delicada percepción que sobre el propio cuerpo tienen las niñas desde la más tierna infancia."

"En cualquier paseo, los escaparates nos ofrecen maniquíes (en ocasiones sin cabeza) que nos interrogan desde el cristal: y tú, ¿eres como yo? En esta sociedad es imposible escapar al dominio absoluto de este modelo de mujer delgada, sin vientre, que se esfuerza en ser atractiva para los demás a pesar de sí misma, que se hace más pequeña, más fina, que se embellece con afeites y cosmética, que acude a la cirugía estética, que va a la moda, que compra y consume, que es pasiva/receptora y no activa/creadora de su propio modelo de ser…"

"¿Por qué querríamos renunciar a la fuente de placer que proporciona el útero relajado y el vientre? ¿Es una estrategia inconsciente (o no) del patriarcado para castrarnos aún más? ¿No será, al final, un elemento más de sometimiento? Lamentablemente, mi respuesta es que los modelos de ser mujer en una sociedad no nacen de la casualidad. Tienen una funcionalidad y en este caso, me parece que demasiado evidente. Romper el placer y la sensualidad en la mujer de forma que no goce demasiado, que se someta por falta de vigor y vitalidad, que luche contra su propia naturaleza para sentirse aceptada por terceros, es la demostración de las huellas del patriarcado en nuestro cuerpo de mujer." 

jueves, 17 de enero de 2013

BRAGAS ROSAS: Mujeres de la India envían bragas rosas a la oficina del grupo extremista el día de San Valentín

Irene Milleiro


Carteles de la campaña Pink Chaddi
Carteles de la campaña Pink Chaddi
Estos días la India es noticia por la brutal violación en grupo de una chica de 23 años y las movilizaciones que estos hechos han provocado. Pero el problema es mucho más grave y arraigado: en la India una mujer es violada cada 20 minutos. La violencia verbal y física contra las mujeres es algo cotidiano en el país (y en muchos otros). Y también son muchas las mujeres que se rebelan contra esta situación y han impulsado campañas para romper los tabús que existen sobre el rol de las mujeres y abordar este problema.

2.000 bragas rosas. Eso es lo que recibieron por correo el día de San Valentín de 2009 los miembros del grupo hindú ortodoxo de extrema derecha Sri Ram Sena. Unos días antes, el 9 de Febrero, un grupo de 40 hombres vinculados a ese grupo atacaron y golpearon a varias mujeres en un pub en Mangalore, en la India, por estar bebiendo, fumando, y con ello estar “violando los valores tradicionales indios.” El líder del grupo anunció que si el 14 de Febrero veían por la calle a parejas “expresando su amor” las llevarían a un templo y les obligarían a casarse inmediatamente.
Sus declaraciones animaron a un grupo de chicas a crear un grupo en Facebook: el “Consorcio de Chicas Fáciles y Atrevidas que Van a los Pubs”. En menos de una semana el grupo tenía más de 40.000 miembros. Entonces decidieron lanzar una campaña de protesta pacífica pidiendo a las mujeres de la India que enviasen bragas rosas a la oficina del grupo extremista el día de San Valentín. Pueden ver en la foto de aquí abajo la cara que se les quedó a los señores. Ahí empezó la llamada “ Pink Chaddi Campaign” que durante varios meses siguió generando debate sobre la violencia física, psicológica y oral contra las mujeres en la India, un grave problema social fuertemente arraigado en la India más tradicional. Hasta el punto de que la Comisión Nacional para las Mujeres, que constituyó un equipo para investigar el ataque en el pub, culpó al pub y a las chicas atacadas de lo sucedido. Tal cual.
Miembros del grupo Sri Ram Sena reciben sus regalos de San Valentín
Miembros del grupo Sri Ram Sena reciben sus regalos de San Valentín

¿Por qué me gusta esta campaña? Porque molestó. Creo firmemente que si una campaña no molesta no conseguirá nada. Y esta molestó tanto que la página del grupo de Facebook fue constantemente hackeada hasta que tuvieron que cerrarla. Molestó también a alguna gente consideró que la campaña banaliza un problema muy grave. Puede ser. Pero justamente dándole al tema un giro de irreverencia y humor las mujeres consiguieron no solo que en todo el país se hablase del problema, sino plantar cara al mismo desde un ángulo inesperado, algo que es un factor de éxito en muchas campañas. Además la campaña supo conjugar muy bien la viralidad que te ofrece lo online con acciones offline que ofrecían a cada persona la posibilidad de hacer algo "físico".   
Pero la del Pink Chaddi es solo una campaña. Son muchas las organizaciones indias que llevan años abordando este tema. Blank Noise está formada un enorme grupo de hombres y mujeres voluntarios que llevan más de 8 años generando debate sobre los límites entre el flirteo y el acoso, e intentando romper el arraigado prejuicio de que la culpa del acoso es de la ropa que visten algunas mujeres. También han recopilado testimonios de cientos de mujeres sobre sus experiencias con el acoso, de nuevo para intentar romper el tabú que existe, el mito de que lo mereces y debes callarte. Y estos días Blank Noise está recogiendo y diseminando en su blog los compromisos personales de mucha gente para acabar de una vez con todas con la violencia contra las mujeres en la India. Porque hacer que las ciudades sean más seguras para las mujeres es una labor de todos. No callar ante las agresiones. Intervenir. Llamar a la policía. Educar a tus hijos e hijas en el respeto por el otro.
Compromisos contra la violencia contra las mujeres (http://blog.blanknoise.org/)
Compromisos contra la violencia contra las mujeres (http://blog.blanknoise.org/)
Desafortunadamente ha tenido que llegar la brutal violación de Jyoti Singh Pandey hace unas semanas para conseguir que miles de personas se echen a las calles (y a las redes) para reclamar a las autoridades indias que aborden de una vez un problema estructural que afecta a toda la sociedad india. Pero más allá, miles de personas se han dado cuenta de que pueden y deben hacer algo en su vida diaria, que su compromiso personal y sus acciones importan, y mucho.
Ojalá la muerte de Jyoti sea el principio de un cambio definitivo para todas las mujeres en la India.
"No pidas a tu hija que no salga, pídele a tu hijo que se comporte."
"No pidas a tu hija que no salga, pídele a tu hijo que se comporte."