Estamos dando una nueva imagen al blog.

Disculpa las posibles molestias que esto pueda causarte. Danos tu opinión sobre el nuevo diseño.
Nos será de gran ayuda.
Gracias.

Buscame...

Cargando...

lunes, 11 de noviembre de 2013

LAS VÍRGENES JURADAS, MUJERES ALBANAS QUE DECIDEN VIVIR PARA SIEMPRE COMO HOMBRES CÉLIBES

Una vez más nos llegan relatos sobre cómo hacen ciertas personas y colectivos para articular sus propios proyectos de vida dentro de una marcos estructurales impuestos socialmente, con los que tienen que lidiar y desenvolverse para ampliar o, al menos, reestructurar su libertad.


Las vírgenes juradas, un grupo de mujeres del norte de Albania que, para mejorar su situación social adoptan el rol social de hombres, son un buen ejemplo de ello. Aunque es ésta una práctica ampliamente aceptada por sus normas sociales internas, no por esto estas personas gozan del mayor de los privilegios al llevar a cabo esta transformación: más bien mejoran relativamente su situación precedente y la de su familia. Pues más que una opción individual de libertad afectivo-sexual, algunas mujeres jóvenes se convierten en “el hombre de la familia” cuándo ésta ha quedado huérfana de esa “cabeza masculina” de la familia o por cualquier otra situación de necesidad económica y de estatus familiar. A cambio de que una mujer joven de la familia, aún virgen, permanezca virgen a lo largo de su vida (al menos de su vida conocida por la comunidad), ésta obtiene ciertos beneficios no reservados socialmente a las mujeres, como entrar en bares, fumar en público, trabajar y tener una vida social activa. Géneros transformables para vidas moldeables.

Retratos de las vírgenes juradas, esas albanas q deciden vivir para siempre como hombres célibes

DE CRISTINA CIVALE



Las vírgenes juradas 
son mujeres balcanas que deciden cambiar de género y vestirse, comportarse y vivir como hombres, comprometiéndose a mantenerse siempre célibes. La fotógrafa Jill Peters fue hasta allá para retratarlas.




Aunque la tradición proviene del siglo XVI, todavía queda una treintena de ellas, ubicadas en su mayoría en pequeñas aldeas del norte de Albania. 



Son la única forma institucionalizada de cambio de género en Europa y una de las pocas existentes en el mundo, ya que apenas unas pocas comunidades del norte de América y Asia realizan prácticas similares.




Vivir como hombres era para algunas mujeres la única forma de conservar su honor y resistirse a las normas socialesdel arcaico código del Kanun, que les prohibe votar, conducir, ganar dinero o llevar pantalones.



“El Kanun establece que las mujeres son propiedad de sus maridos“, explica Peters. A cambio de modificar su forma de vestirse, cortarse el pelo y renunciar a casarse y tener hijos, se les permitía acceder a oportunidades reservadas para los hombres.




Así son y así viven en pleno SXXI.

Fotografías: ©Jill Peters

Texto extraído de: jaquealarte.combloquealternativolgtb

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada