Estamos dando una nueva imagen al blog.

Disculpa las posibles molestias que esto pueda causarte. Danos tu opinión sobre el nuevo diseño.
Nos será de gran ayuda.
Gracias.

Buscame...

Cargando...

jueves, 25 de febrero de 2016

LAS FEMINAZIS Y EL HOMBRE DEL SACO

Foto de ijclark
Parece que todo lo relacionado con el feminismo empieza a tener una relevancia antes impensable. Que si es un escándalo que Syriza no haya nombrado a ninguna mujer como ministra, que si cada vez más mujeres consideran los piropos como acoso callejero, que si los anuncios de la Super Bowl se viralizan por su contenido sexista… Y, a su vez, empieza también a tomar relevancia un término familiar: «las feminazis».

Aclarar qué es una feminazi teniendo en cuenta que el «feminazismo» no está recogido por la RAE es, cuanto menos, complicado. Veamos entonces, de momento, qué dice la RAE sobre el «feminismo».

feminismo.

(Del lat. femĭna, mujer, hembra, e -ismo).
m. Doctrina social favorable a la mujer, a quien concede capacidad y derechos reservados antes a los hombres.
m. Movimiento que exige para las mujeres iguales derechos que para los hombres.

Una vez aclarado que el feminismo no es una doctrina que busca la superioridad de la mujer sino simplemente equiparar derechos entre mujeres y hombres, profundicemos.

¿Qué podría ser eso de «feminazi»?

Todos, en algún momento, hemos dado por cierta no solo su existencia sino también su reprobación, como mínimo el tiempo que hemos tardado en pararnos un momento a pensar «espera, pero ¿qué es ser una feminazi exactamente?».
Yo también hice este parón en algún momento de la reflexión; a personas que han seguido haciendo reflexiones del tipo «si Fulanita sigue así, va acabar siendo una feminazi», les he preguntado: «¿Qué es convertirse en una feminazi? ¿Una feminazi como quién?».


El ‘como quién’ nunca me lo han sabido aclarar, pero el ‘qué’ siempre acaba con un: «Pues una extremista, los extremismos no son buenos nunca, muchacha». Y, cuando me repongo de esta lección que me recuerda mucho al «yo me sumaría al 15M si no fuera tan extremista, los extremismos nunca son buenos», suelo añadir: «Pero si el feminismo busca la igualdad y una feminazi es una extremista, ¿ser una feminazi es alguien que pelea más vehementemente por la igualdad?».

Aquí, y podéis probarlo si no me creéis, empiezan a torcer el gesto, a entornar los ojos mientras te miran como si fueras alguien a quien pueden perder, alguien vulnerable que puede descarriarse: «¿tú también con esas?, a ver si feminazi vas a acabar siéndolo tú».

Y, de verdad, yo solo intento arrojar un poco de luz; entender qué es exactamente una feminazi.

Me atrevo a lanzarle esta pregunta a usted:
  • ¿Conoce usted en su entorno a alguna feminazi?
  • ¿Qué hace una feminazi?
  • ¿Quema sujetadores? ¿Sale desnuda de paseo?
  • ¿Amenaza a hombres por la calle con expropiarlos de sus penes?
  • ¿Usa el plural en femenino solo para herir a los hombres?
Me niego a pensar que un término tan ampliamente aceptado, tan violento (no olvidemos que incluye la partícula ‘nazi’) y usado con tanto desprecio no tiene una definición concreta o, al menos, una persona a la que puedas poner como ejemplo.


Convendrán conmigo en que las feminazis pueden recordar un poco al `Hombre del Saco’, ese ser terrible al que nadie había visto jamás, pero que parecía funcionar para alejarnos de donde no debíamos estar. Una feminazi también parece ser un ente con el que mejor que nadie te relacione. Alguien que pelea por las mujeres pero, al parecer, no de la forma deseable: no de la forma que le gusta al patriarcado.

«A ver si el Hombre del Saco no existe ni nada, abuela».

«¡Uy, que no existe dice! ¿Tú no sabes que el Hombre del Saco se lleva primero a los niños que dicen que no existe?».





POR MARÍA BAENA
Texto extraído de: yorokobu.es

6 comentarios :

  1. Ante todo, gracias por el artículo. Lo he leído, y creo que se puede aclarar la definición de feminazi, aunque para ello, hay que alejarse de este termino peyorativo. Utilizare otras dos expresiones diferentes que si que están bien definidas:
    Misandria: Odio hacia los varones; mala opinión acerca de los hombres, considerados como injustos y opresivos hacia las mujeres. Se la considera como la contraparte sexista de la misoginia
    Hembrismo: Discriminación sexual, de carácter dominante, adoptada por las mujeres. Es este caso sería la contraparte de machismo.
    Y por ponerte un ejemplo de esta corriente que has denominado "feminazi", estaríamos hablando de mujeres que consideran al hombre poco más que un montón de carne, o un pene con patas, y solo por poner un par de ejemplos que vi recientemente. Coincido que el termino es ofensivo, pero no por ello hay que mirar a otro lado cuando se dan casos de misandria o hembrismo.
    Defiendo la igualdad de genero en todos sus aspectos, lo que no apoyo son un modelo feminista que menosprecia o directamente anula al hombre en la sociedad.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1ero: dices que el hembrismo es "Hembrismo: Discriminación sexual, de carácter dominante, adoptada por las mujeres. Es este caso sería la contraparte de machismo."
      Y lo que yo me pregunto es cómo, en términos prácticos se expresa esto, porque no existe ningún sistema social, político o cultural que sustente lo que describes, no vemos a ningún sistema social o culturalmente "hembrista" que deliberadamente discrimine a los hombres de ámbitos del desarrollo humano, si lo consideramos la contraparte del "machismo", no vemos que en ningún sector de la sociedad se promueva la idea estructural, por ejemplo, que la mujer tenga que ser la jefa de hogar y tomar las decisiones importantes de la familia y sea la que tiene que perpetuar el apellido familiar y que sea la que tiene un sentido de propiedad por sobre "su" hommbre. así que más allá de una expresión individual o a lo más de una forma grupal muy reducida, el hembrismo no existe.
      Y me da mucha risa cuando resulta que, habiendo una lucha y un movimiento tan importante como el feminismo, debamos poner una especial atención cuando alguna mujer incorpora elementos agresivos a su discurso, no entiendo por qué ellas resultan tan alarmantes. Porque a pesar que puedan pensar que el "hombre no es más que un montón de carne o un pene con patas", No las vemos salir en grupo en la noche a cortar penes o linchar hombres, ni he sabido que alguna de estas ideologías o "corrientes de pensamiento" haya impulsado a alguna "faminazi" a eliminar a sus parejas, por considerarlos de su propieda, entonces si me hace mucho sentido que lo "nazi" viene desde el temor más que de la realidad.

      Eliminar
    2. 1ero: dices que el hembrismo es "Hembrismo: Discriminación sexual, de carácter dominante, adoptada por las mujeres. Es este caso sería la contraparte de machismo."
      Y lo que yo me pregunto es cómo, en términos prácticos´ñ`p

      Eliminar
  2. Toso extremo es malo, ejemplos en la historia hay muchos donde se llega al fanatismo y se pierde la perspectiva real de lo que queremos hacer, sentir y pensar con nosotros mismos y con nuestro entorno. Pensemos que las relaciones de género son necesarias para subsistir en este mundo lleno de violencia y desigualdades y buscar un punto de encuentro donde podamos vivir en armonía.

    ResponderEliminar
  3. La palabra "feminazi" no es más que la respuesta machista al feminismo. Se intenta ridiculizar o criminalizar la lucha feminista por la igualdad real entre seres humanos, y sus estudios de género. Esto genera pavor a ciertos sujetos, puesto que se está muy a gusto en la posición privilegiada, y lo que es peor, genera odio en muchas mujeres "favorecidas" por el patriarcado, o temerosas de él. En fin, un problema muy profundo, yo diría que el mayor problema al que se enfrenta la sociedad

    ResponderEliminar
  4. Claro que existen las feminazis. Es hipócrita decir que no importa que las mujeres digan que hay que cortar todos los penes y matar a todos los hombres porque son todos violadores (de hecho, todas las del femen y tal dicen eso), pero luego si un hombre dice algo así de una mujer lo llevan a la cárcel.
    Además no hace falta salir a cortar penes para ser una NAZI, Hitler era nazi y tenia potencial genocida antes de asumir. Las feminazis tiene incluso peor potencial que Hitler y deben ser encarceladas y juzgadas por sus amenazas a los casi millones de hombres heterosexuales (particularmente a los conservadores y blancos) que amenazan demostrando discriminacion de sexo, preferencia sexual, raza e ideología política.
    En fin, son todo lo que dicen que no hay que ser. Hipócritas!!

    ResponderEliminar