Estamos dando una nueva imagen al blog.

Disculpa las posibles molestias que esto pueda causarte. Danos tu opinión sobre el nuevo diseño.
Nos será de gran ayuda.
Gracias.

Buscame...

Cargando...

lunes, 19 de agosto de 2013

MICROMACHISMOS ENCUBIERTOS Y REQUISITOS PARA LA DESACTIVACIÓN


Son los que atentan de modo mas eficaz contra la simetría relacionar y la autonomía femenina, por su índole insidiosa y sutil que los torna especialmente invisibles en cuanto a su intencionalidad




Abuso de la capacidad femenina de cuidado.

Maternalizacion de la mujer. La inducción a la mujer a 'ser para otros" es una practica que impregna el comportamiento masculino. 
De las múltiples caras de esta maniobra, solo nombrare algunas: 
- Pedir, fomentar o crear condiciones para que la mujer priorice sus conductas de cuidado incondicional (sobre todo hacia el mismo varón).
- Promover que ella no tenga en cuenta su propio desarrollo laboral.
- Acoplarse al deseo de ella de un hijo, prometiendo ser un "buen padre" y desentenderse luego del cuidado de la criatura.

Requerimientos abusivos solapados: son tipos de pedidos "mudos" que apelan a aspectos"cuidadores" del rol femenino tradicional. 
Ejemplos comunes de estos requerimientos son los comportamientos de "aniñamiento tiranico" que utilizan los varones cuando enfernan, así como la exigencia (generalmente no verbal) de ocuparse de la familia de el, sus amigos, y los animales que usualmente el promueve que los hijos tengan en casa.

Este tipo de maniobras, junto con la sacralizacion de la maternidad y la delegación de la carga domestica y la crianza de los hijos (definiendose el varón solo como "ayudante"), son las mas frecuentes microviolencias sobre la autonomía de la mujer, al obligarla a un sobre esfuerzo vital que le impide su desarrollo personal.


Maniobras de explotación emocional

Se aprovechan de la dependencia afectiva de la mujer y su necesidad de aprobación para promover en ella dudas sobre si misma, sentimientos negativos y, por lo tanto, mas dependencia. Se usan para ello dobles mensajes, insinuaciones, acusaciones veladas, etcétera. 

De entre su amplia variedad podemos destacar:
- Culpar a la mujer de cualquier disfunción familiar (con la consiguiente inocentizacion del varón).
- Culpabilización del placer que la mujer siente con otras personas o situaciones donde el no este: asentada en la creencia de que la mujer solo puede disfrutar con su compañero afectivo y por el.
- Elección forzosa con maniobras del tipo de "Si no haces esto por mi es que no me quieres".
- Enfurrunñamiento: acusación culposa no verbal frente a acciones que no le gustan al varón, pero a las cuales no se puede oponer con argumentos "racionales" (al estilo de "A mi no me importa que salgas sola", dicho con cara de enfado).


Maniobras de desautorización.

Conducen a inferiorizar a la mujer a través de un sinnúmero de descalificaciones, que en general son consonantes con las descalificaciones que la cultura tradicional realiza, y que hacen mella en lanecesidad de aprobación femenina. Entre ellas:
- Redefinición como negativas, de cualidades o cambios positivos de la mujer. 

- Colision con terceros con los que la mujer tiene vínculos efectivos (parientes, amistades) a través del relato de historias sesgadas, secretos, etcétera (Bograd, 1991).

Descalificación de cualquier transgresión del rol tradicional.
Un gesto muy utilizado para acompañar estas maniobras es 'la cara de perro", que difícilmente es aceptado como propio por el varón.

Terrorismo

Se trata de comentarios descalificadores repentinos, sorpresivos, tipo 'bomba", que dejan indefensa a la mujer por su carácter abrupto. Producen confusión, desorientación y paralisis. 

Utilizan la sospecha, la agresión y la culpabilidad. Pertenecen a este tipo los sorpresivos comentarios descalificadores del éxito femenino, resaltar la cualidad de la mujer-objeto y recordar las "tareas femeninas" con la familia, en contextos no pertinentes (Coria, 1992).

Paternalismo

En este tipo de maniobra se enmascara la posesividad y a veces el autoritarismo del varon, haciendo "por" y no "con" la mujer e intentando aniñarla. Se detecta sobre todo cuando ella se opone, y el no puede tolerar no controlarla.


Creacion de falta de intimidad

Actitudes activas de alejamiento, que bloquean la puesta en juego de las necesidades relacionales de la mujer y evitan la intimidad que para el varón supone riesgo de perder poder y quedar a merced de
la mujer (Weingarten, 1991):
- Negación del reconocimiento. Comportamientos de avaricia de reconocimiento de la mujer como persona y de sus necesidades, que conducen al hambre de afecto (el que, en mujeres dependientes, aumenta su dependencia). Provoca sobrevaloracion de lo poco que brinda el varón -ya que lo escasosuele vivirse como valioso- (Benard y Schiaffer, 1 990).
- Silencio. Renuencia a hablar o hablar de si, con efectos de "misteriosidad". Su objetivo es evitar el desenmascaramiento y el control de las reglas del dialogo.
 





Algunas de estas maniobras son:
- Encerrarse en si mismo. 
- No contestar. 
- No preguntar.
- No escuchar.
- Hablar por hablar sin comprometerse, etcétera (Durrant y White, 1990; Wieck 1987; Sabo 1995).
- Negación a la mujer de su derecho a ser cuidada (e imposición del deber de ser cuidadora).
- Inclusion invasiva de amigos, reuniones y actividades, limitando al mínimo o haciendo dejar de existir los espacios de intimidad. A veces acompañada de la acusacion a la mujer de ser "poco sociable".


Engaños.

Se desfigura la realidad al ocultar lo que no conviene que la mujer sepa, porque si no el varon puede resultar perjudicado en determinadas ventajas que no quiere perder. 

Pertenecen a este tipo maniobras tales como: 
- Negar lo evidente. 
- Incumplir promesas, adular. 
- Crear una red de mentiras. 
- Apelar a la desautorización de las "intuiciones" de la mujer para ocultar infidelidades. DaR poder en tanto impiden un acceso igualitario a la información.
- Autoindulgencia sobre la propia conducta perjudicial. Maniobras que procuran bloquear la respuesta de la mujer ante acciones e inacciones del varón que la desfavorecen. Hacen callar apelando a "otras razones", y eludiendo la responsabilidad de la acción. Entre ellas:
Hacerse el tonto: se apela a la inconsciencia ("No me di cuenta"), a las dificultades de los varones ("Quiero cambiar, pero me cuesta"), a las obligaciones laborales ("No tengo tiempo para ocuparme de los niños"), a la torpeza, a la paralisis de la voluntad ("No pude controlarme").




- Comparaciones ventajosas: se apela a que hay varones peores. 


Se trata de un amplio abanico de maniobras interpersonales que realizan los varones para intentar:
-mantener el dominio y su supuesta superioridad sobre la mujer objeto de la maniobra; 
-reafirmar o recuperar dicho dominio ante una mujer que se "rebela" por "su" lugar en el vinculo;
-resistirse al aumento de poder personal o interpersonal de una mujer con la que se vincula, o aprovecharse de dichos poderes. 


       Son microabusos y microviolencias que atentan contra la autonomía personal de la mujer, en los que los varones, por efecto de su socialización de genero son expertos; socialización que, como sabemos, esta basada en el ideal de masculinidad tradicional: autonomía; dueño de la razón, el poder y la fuerza, ser para si, y definición de la mujer como inferior y a su servicio. A través de ellos se intenta imponer sin consensuar el propio punto de vista o razón. Son efectivos porque los varones tienen, para utilizarlos válidamente, un aliado poderoso: el orden social, que otorga al varón, por serlo, el "monopolio de la razón" y, derivado de ello, un poder moral por el que se crea un contexto inquisitorio en el que la mujer esta en principio en falta o como acusada: "exageras' y "estas loca" son dos expresiones que reflejan claramente esto (Serra, 1993). 

      Destinados a que las mujeres queden forzadas a una mayor disponibilidad hacia el varón, ejercen este efecto a través de la reiteración, que conduce inadvertidamente a la disminución de la autonomía femenina, si la mujer no puede contra maniobrar eficazmente. 


     Su ejecución brinda "ventajas", algunas a corto, otras a largo plazo para los varones, pero ejercen efectos dañinos en las mujeres, las relaciones familiares y ellos mismos, en tanto quedan atrapados en modos de relación que convierten a la mujer en adversaria, impiden el vinculo con una compañera y no aseguran el afecto (ya que el dominio y el control exitoso solo garantizan obediencia y generan resentimientos). 

      Aun los varones mejor intencionados los realizan, porque están fuertemente inscritos en su programa de actuación con las mujeres. Algunos micromachismos son conscientes y otros se realizan con la "perfecta inocencia" de lo inconsciente. 

      Con estas maniobras no solo se intenta instalarse en una situación favorable de poder, sino que se busca la reafirimación de la identidad masculina, asentada fuertemente en la creencia de superioridad. Finalmente, Mantener bajo dominio a la mujer permite también (y este es un objetivo que se debe trabajar cuando se intenta desactivar estas maniobras) mantener controlados diversos sentimientos que la mujer provoca, tales como temor, envidia, agresión o dependencia. (Bonino, 1990) 

       Puntualmente, estas maniobras pueden no parecer muy dañinas, incluso pueden resultar naturales en las interacciones, pero su poder, devastador a veces, se ejerce por la reiteración a través del tiempo, y puede detectarse por la acumulación de poderes de los varones de la familia a lo largo de los años. 

     Un poder importante en este sentido es el de crearse y disponer de tiempo libre a costa de la sobreutilización del tiempo de la mujer. 

       Sus mas frecuentes efectos, tales como la perpetuación en los disbalances v disfunciones en la relación, el deterioro en la autoestima y autonomía femeninas y el aislamiento y la consolidación de prejuicios misoginos en el varón, se producen con denegación de su causalidad y atribución culposa a la mujer (uno de los micromachismos mas frecuentes). 

      Naturalización, poder de microdefinicion, normativa genérica, falta de recursos de las mujeres, aspectos todos que avalan estas practicas y que no podemos tampoco desconocer si queremos desactivarlas. 

       Quizás uno de los mecanismos mas ferreamente consolidados en el sostenimiento de estas acciones como de otras que conducen al racismo, la xenofobia o la homofobia, sea el de la objetificación: La creencia de que solo algunos varones (blancos) heterosexuales tienen estatus de persona permite percibir, en este caso, a las mujeres como "menos" persona, negandoles reconocimiento y justificando el propio accionar abusivo (Brittan, 1989). 

DESACTIVACIÓN DE LOS MICROMACHISMOS, REQUISITOS





Estoy cada vez mas convencido de que el abordaje de la violencia masculina no puede centrarse solo en sus formas extremas, sino que debe incluir los micromachismos que, como he intentado mostrar, son formas de violencia y abuso cotidianos. Ellos generan alto monto de sufrimiento, relaciones defensivo-agresivas y disbalances de poder, que se oponen a la plena potenciación de las personas.
A diferencia de las grandes situaciones de violencia, que requieren un contexto terapéutico mas o menos especial, en todo espacio psicoterapeutico pueden detectarse y pensar caminos para develar, desactivar y transformar los micromachismos.

Las estrategias clásicas diferirán en función del contexto terapéutico: En las terapias de pareja o familia, los micromachismos y sus efectos se pondrán en escena ante el o la terapeuta.

En las terapias con varones habrá que inferirlos, ya que la mujer objeto de estas maniobras esta ausente, y el varón suele no responsabilizarse del efecto de sus conductas.
En las terapias con mujeres sera preciso descubrir cual de sus malestares son efecto de los reiterados micromachismos ejercidos sobre ellas, y distinguir la problemática intrasubjetiva de lo inducido por la manipulación ajena.
No es proposito de este articulo desarrollar estas estrategias, aunque para finalizar enumerare algunos requisitos que creo necesita cumplir el terapeuta que desee enfrentarse , a la tarea de transformación de estas practicas:

-Intentar develar sus puntos ciegos en relación con su propia posición de genero, los aspectos asimétricos de la relación con el otro genero y la naturalización de la sobrecarga hacia la mujer.
-Revisar los propios prejuicios sexistas, sobre todo en relación con los patrones de reciprocidad, justicia/injusticia, cuidado/no cuidado del otro/a.
-Aclararse las propias creencias sobre la validez de los hechos abusivos y la propia reacción frente a ellos (sobre todo pensando en los ejes temor/enfrentamiento y neutralidad/parcialidad).
-Tener la capacidad de confrontar, de soportar confrontaciones y de poner en practica la autoafirmación de modo asertivo.
-Conocer los modos de construcción de la condición masculina, sus privilegios y sus costos, a fin de ayudar a la familia y al propio varón a deconstruir los aspectos dominantes del rol masculino tradicional


Tomado del articulo MICROMACHISMOS

16 comentarios :

  1. Si solo las mujeres fuéramos ajenas a la crueldad...

    ResponderEliminar
  2. ...y sin embargo mantenemos la relación, con el perdón, la negación y minimización de la violencia masculina padecida y con nuestra enorme culpa e inexplicable incapacidad para cumplir las expectarivas ajenas y así, estar a la medida que se nos imponen!

    ResponderEliminar
  3. Jajajajajaja, hechar la culpa a los otros de la violencia es de mala persona. El ser humano es conflictivo y las mujeres también. Cuándo tu mujer te grita para que cumplas un capricho no es violencia? No, para ustedes es exigir lo que merecemos de modo pacifico y bla bla bla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las dos primeras frases que has escrito, muy razonables, pero en lo siguiente .... "cuando tu mujer te grita para que cumplas un capricho ...".¡¡Te has cubierto de gloria, campeón!! La tía histerica te grita por tonterias, caprichitos para tocarte los huevos ,¿verdad cariño?¡Que penita de él!. Superioridad te sobra, machote.

      Eliminar
    2. Creo que se confunde género/sexo con personalidad... que tiene que ver ésto exclusivamente con ser hombre?

      Eliminar
  4. que mente tan reducida la que deben de tener para llegar a hacer cosas como esta , si todos estos actos son machismo , entonces las mujeres que ,¿ acaso son unas santas? , ustedes feministas , puede que en el pasado hubiesen echo el bien , pero ahora es todo lo contrario , han caido en el fanatismo , ya no hacen cosas coherentes , incluso manipulan cifras a su conveniencia , manipulan las palabras a su conveniencia , pero no se preocupen es de esperarse , ustedes son humanas , es algo que jamas podran negar , ¿los hombres nos extinguiremos? , si asi es , desapareceremos todos , pero hay un problema con eso , el problema es que a pesar de eso la evolucion no podria conpensar a tiempo la falta de hombres , y nos extinguiriamos , ¿clonacion? , con la actual no sera posible , pero enn el futuro tampoco , siempre se crean daños en el adn , aun en la situacion mas controlada , eso esta predestinado , asi que despues de que los hombres desaparescamos , ustedes tambien lo haran , pero no se preocupen , es el destino de toda raza , toda especie , todo la existencia esta condenada a desaparecer , asi que no se preocupen , hay muchas cosas mas sobre su movimiento que tal ves no sea bueno decir (por ahora), como su verdad , su realidad , sus estupideces , su financiacion , su creacion , su historia , he estado mirando muchas cosas de ustedes y siento curiosidad , me pregunto ¿por que? , si incluso muchas mujeres que estan con ustedes no entienden su metas , no entienden lo que hacen , por que lo siguen defendiendo , aun viendo que estan tomando un camino equivocado por que siguen en ese camino , pero no importa el desaparecer es destino de todos , pero igualmente la eternidad lo es , pero eso no importa ya que luego de eso , su condicion de humanos y de muejeres ,o hombres , o plantas ,ser invalidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El fin del feminismo es lograr la igualdad plena entre hombres y mujeres, no el exterminio de la mitad de la población mundial. lea un poco y deje de ponerse en evidencia.

      Eliminar
    2. UYYYY, ¡Que cacao mental! Razonamiento de escasa validez intelectual. No se debe generalizar. Todas las feministas no son ni radicales, ni violentas, ni queremos que os extingais. Si te lo parece es que debes tener más complejos que peso. Lo que dices es ,cientificamente, una estupidez, de persona en actitud de defensa porque "se cree inferior". Apuntaté a algún curso de autoestima, y dejarás de tenerles miedo a las mujeres. Es por tu bien, verás menos fantasmas, dejarás de pensar que las mujeres te acosan y te quieren exterminar, y aprenderás a disfrutar "con ellas", no "de ellas".Un saludo. Y ánimo machote, que tu madre tambien es o fué mujer.

      Eliminar
  5. este luis bonino mendez tiene algunos errores de concepto al creer que el varoin es por naturaleza dañino y la mujer buena. estos analisis se deben hacer desde la concepcion del poder y quienes hacen uso de el, sean mujeres o varones, por ejemplo si esto se da en pareja de lesbianas no deberia llamarse machismo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. o si lo realiza una mujer hacia un hombre. No saben acaso que las cifras de violencia intrafamiliar están bastante parejas y en Chile el hombre es mas agredido que la mujer. Se supone que el feminismo busca igualdad?

      Humanismo/Igualitarismo o equalismo como le quieran decir es la versión no sexista, estamos en el 2014 c'mon somos todos oprimidos de alguna manera, somos todos el mismo animal ;)

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. No generalices, pero las que están de acuerdo con esto sí.

      Eliminar
    2. Quien generalizó y quien eres tu para ordenar si puede generalizar o no?

      Eliminar
  7. jajajaja TODO es culpa nuestra, ustedes son perfectas, que el destino me guarde de andar con una equizofrenica como estas, que asco....lo mejor para el varón en este tiempo es la soltería, algo sagrado. Por que enredarse en la marañas distorcionadas y engañosas que elucubran psicodelicamente sería un infierno. Mejor nos dejan en paz y vayen a adoptar gatos

    ResponderEliminar
  8. los roles se asumen de acuerdo a las situaciones que se generan en la vida... pienso que el problema radica principalmente en que los roles tradicionales lo ven de una manera prejuiciosa, hasta donde ser si es por elección propia ser ama de casa no tiene nada de malo o si? que tiene de malo cuidarse el uno al otro? por otro lado el rol macho pelo en pecho tradicional no es tan liviano como suponen, después de todo un hombre que se guía sobre está moral buscara por todos los medios hacerse cargo de todo los problemas, de otro modo sentirá que ha fallado como hombre y que su valor ha perdido merito... pero debo tambien aceptar que mucho de estos casos de microviolencia se presentan pero a veces no es con macabras intenciones solo es el producto de esos factores sociales dañinos, lo que indica entonces, que no es el hombre siendo malo es el hombre siendo el producto de un contexto en el que, mas que incitar a un señalamiento sobre lo malo de ciertas conductas (es decir adjudicar el papel de villanos a los hombres) es el de señalar que se están cometiendo errores y que se debe mejorar... se debe educar también a la mujer no para atacarnos y reprocharnos, mas bien para ser sabias y mostrarnos que estamos haciendo mal, donde entonces si cabe ese chantaje emocional si me amas debes ser mejor... ayudarnos a crecer debe ser lo importante...

    ResponderEliminar
  9. 1. Una mujer dice ante un grupo de hombres: Los hombres son unos idiotas. Que hacen los hombres? nos reímos de ternura
    2. Un hombre dice ante un grupo de mujeres: Las mujeres son unas idiotas. Que hacen las mujeres? Lo despedazan. Por que? Por que SOLO LA VERDAD DUELE.
    Las mujeres tienen medio kilo de cerebro menos que el hombre (comprobado), miden 10 cm menos en promedio, y aún así pesan más por que la mayoría de ellas padece clínicamente de obesidad muestra de falta de autocontrol. El control se lo tienen que enseñar los hombres. Si las dejáramos ser libres se acabaría la comida (empezando por la que ellas no pueden cocinar, por que hasta la más oprimida cocina peor que un hombre). Visiten un hospital psiquiátrico, vean como están llenos de mujeres como la autora de este excremento mental aquí escrito.

    ResponderEliminar