Estamos dando una nueva imagen al blog.

Disculpa las posibles molestias que esto pueda causarte. Danos tu opinión sobre el nuevo diseño.
Nos será de gran ayuda.
Gracias.

Buscame...

Cargando...

sábado, 10 de agosto de 2013

POLYAMOR O POLIFAKE? EL MARICHULO INFILTRADO


Por Brigitte Vasallo
 .
manzana podridaAcabo de leer un post de Alicia Murillo que comienza así: “Es el machito queer, el machito gafapasta, hay muchos ¿Sigo?… el machito cresta, el machito anarquista, el machito okupa, el machito, al fin y al cabo. El mismo de siempre. Es tu padre con 40 años menos, pero igual de misógino o más. De todos me parece el más peligroso porque es un verdadero infiltrado. Tienen acceso a asambleas, están entre nuestros contactos en las redes sociales, participan en nuestros debates y conocen nuestras estrategias de acción social porque están literalmente camuflados”

En el mundo polyamoroso sabemos bien de qué habla Alicia (besos y aplausos): lo llamamos “polyfake“. Son las personas que se acercan al polyamor porque les da una cobertura filosófica, política, ética y guay a la misma mierda de siempre: ir a su bola y sembrando cadáveres a su paso. Se les distingue porque ponen especial énfasis en algunos términos relacionados con el polyamor, pero nunca ponen el acento en otros. Adoran hablar de “amor libre“, “amor sin obligaciones” y “sexo a tutiplén” pero olvidan que, para que esto se convierta en algo nuevo, para que realmente tenga materia que reivindicar, a todos estos términos hay que añadir la honestidad, la sinceridad y el cuidado de las personas con las que te relacionas ni que sea esporádicamente. De lo contrario, es lo que se ha hecho toda la vida: poner cuernos, engañar, mentir, herir… el perfecto “mentir, follar, morir” de Celine.

El polyamor, efectivamente, piensa las relaciones sin términos de obligatoriedad. Pero las obligaciones en el polyamor, como en el anarquismo al que está tan íntimamente ligado, no te las ponen los demás: te las pones tú misma. Es un compromiso, para empezar, contigo, con tus principios, con tu manera de estar en el mundo, con tus propios límites y con tus necesidades. 




Es necesario un alto grado de autocrítica y también es necesario saberse y reconocerse como una persona que quiere y necesita afectos y que quiere ser honesta con los mismos. Y, a partir de aquí, es un compromiso de horizontalidad con el mundo. Amor libre, sí, pero para todxs. Respeto sí, pero para todxs. No instrumentalización, sí, pero para todxs. Y eso incluye que las personas con las que te relacionas sepan en todo momento qué tipo de relación están estableciendo con ellas. Aún a riesgo de que la relación acabe (es lo que tiene la libertad). 
El polyamor, al fin, lo que propone es crear vínculos amorosos no posesivos, basados en el compromiso con los pactos que estableces con cada persona, sean cuales sean. Establecidos desde la sinceridad: sin engaños, sin medias verdades, sin deshonestidades. Fidelidad a los pactos, y lealtad a las personas.

Cuando hacemos poly-picnics entre amigxs que llevan años construyendo vínculos polyamorosos siempre acaba saliendo el tema de lxs polyfakes. Una amiga, en pleno ataque de gracia, lanzó una definición estupenda: “seres que no pueden establecer una relación sana y, por tanto, establecen cinco enfermizas“. A la práctica, polyamorosxs que le ponen los cuernos a sus parejas (por kafkiano que suene), polys que no aceptan que lxs dejen y se vuelven acosadores, polys que manipulan y ponen en peligro las demás relaciones de sus parejas….




Como polyamorosa practicante, escarmentada pero también convencida, me parece que si el polyamor no consiste en construir una red de personas que nos cuidemos unas a otras, no vale la pena lucharlo. Volvamos a la monogamia y dediquémonos a hacer orgías. El polyamor tiene que se capaz de cambiar los esquemas desde dentro, desde el centro mismo. Desde ese lugar que los polyfakes no saben ni que existe porque, simplemente, es más cómodo seguir así. Dándoselas de radicales con gestos que, en el fondo, no suponen riesgo alguno.

La pelota que lanzo al tejado de Alicia es: ahora que lo sabemos, y ahora que nos atrevemos a decirlo en voz alta ¿qué hacemos para neutralizarlos?

No os perdáis su estupendo artículo de Alicia:

El machirulo infiltrado



Imagen del proyecto Memes Feministas: 



Que no crea en la dualidad hombre/mujer no significa que no crea en la dualidad persona privilegiada/discriminada por el patriarcado debido a sus genitales. Esto tan sencillo, que de obvio da casi pena decirlo, resulta ser el trabalenguas traidor del machito moderno. Es el machito queer, el machito gafapasta, hay muchos ¿Sigo?… el machito cresta, el machito anarquista, el machito okupa, el machito, al fin y al cabo. El mismo de siempre. Es tu padre con 40 años menos, pero igual de misógino o más. De todos me parece el más peligroso porque es un verdadero infiltrado. Tienen acceso a asambleas, están entre nuestros contactos en las redes sociales, participan en nuestros debates y conocen nuestras estrategias de acción social porque están literalmente camuflados.
A veces son el novio de una de nosotras. El mecanismo, en esos casos, suele desarrollarse de la siguiente manera: el muchacho, que nunca se interesó por la situación de la mujer en la sociedad, conoce a la muchacha activista (que normalmente le da diez mil vueltas en cuestiones de inteligencia, elocuencia y preparación teórica y práctica en temas sociales y, en general, en la vida) y es entonces cuando en el interior del sujeto surge el cortocircuito: “mierda, el feminismo es un área donde socialmente no la puedo anular porque queda feo y porque el entorno no me lo va a permitir”. La solución viene entonces por aprenderse cuatro frases de la Beauvoir y decir que ha leído mucho sobre el tema, abrirse un blog o algo parecido y desde allí hacerse el abanderado de la causa pro-derechos de las prostitutas, a favor del aborto libre y gratuito, de la lactancia materna y maternidades subversivas o cualquier otra cosa guay que mole mogollón. Curiosamente, nunca trabaja las nuevas masculinidades. 



 Pero si se quedaran en eso no habría problema, lo que ocurre es que, tarde o temprano, llega la frase en forma de imperativo: “lo que las mujeres debéis hacer… los colectivos feministas tienen que…”. Comienzan entonces a intentar gestionar una lucha ajena, una lucha que no han sufrido y ya sabemos todxs lo que ocurre con las luchas no vividas. En privado, el “machirulo-novio-molón-moderno-ay qué preocupado estoy por los derechos de mi chorba” no suele hacer el huevo en casa o habla faltando el respeto a su pareja o cree que cocinar es hacer la paella del domingo o que lxs hijxs se alimentan del aire o todo junto.


Otro espécimen es el cutre-queer (término acuñado por las mujeres deMemesFeministas a quienes saludo efusivamente desde aquí, hola amores). Son individuos que aprovechan la teoría queer para infiltrarse. Bajo la consigna “el género es una construcción social” dejan de cuestionar su posición favorecida de persona con pene y barba. Algunos incluso se hacen pasar por personas transexuales y aseguran estar hormonándose pero por alguna razón nunca les cambia el cuerpo, ni pierden vello, ni cambian de voz (sí, así de mal está la peña). La mayoría de ellos visten, hablan y se comportan como la sociedad espera que un hombre vista, habla y se comporte. Son verdaderos privilegiados por el sistema patriarcal cuando van a una entrevista de trabajo o vuelven a casa a las 4 de la mañana sin riesgo a que lo agredan. Gozan de todos los privilegios patriarcales pero no se les puede recordar porque se ofenden mucho, les “tortura” esta posición social de opresor que les ha tocado vivir. No soportan que nadie les hable de sus genitales y si osas llamarlo “hombre” la furia de los dioses machirulos recaerá sobre ti. Eso sí, ellos te hablan mal, usan también de forma sistemática el imperativo y el tono paternalista lo camuflan con el “nena”, “mona”, “cielo”, “cariño” que tan queer y delicado lo hace parecer.


Son infliltrados y no se me ocurre un nombre mejor para definirlos. Engañan a colectivos enteros y terminan comportándose como verdaderos gallos de corral. Por este tipo de asuntos es esencial el segregarnos. Las mujeres y personas transgénero y transexuales, como conjunto discriminado por el patriarcado, debemos tener nuestros espacios no mixtos. Por este tipo de asuntos entiendo que haya colectivos que den voz pero no voto a los hombres (creo recordar que es el caso de las Indignades en Barcelona, corregidme si me equivoco). Y quien no lo entienda que no espere explicaciones porque no las debemos.


Estemos atentas, compañeras, el enemigo duerme en las camas de las maltratadas y comparte casa okupa con las activistas.


18 comentarios :

  1. Hay que comer más fibra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual tú has abusado de fibra y la has cagado muxoooooooo evacuando demasiado en tu vida

      Eliminar
    2. Bueno, igual se refiere a la fibra que necesitan tomar los anarkomachitos para tanta doctrina astringente y estreñimiento incuestionable....
      Si bien es cierto que como argumento y respuesta al artículo es bastante anómalo, visto lo visto, oído lo oído y vivido lo vivido....ya no me extraña ninguna simpleza...Cada uno es libre de ser todo lo idiota y pretencioso que de de si.... Que vida solo hay una y podemos malgastarla como queramos ¡¡Faltaría más!!

      Eliminar
    3. Un exceso de fibra es tan perjudicial como su carencia, puede producir obstrucción intestinal y exceso de formaciòn de gases....entorpeciendo toda digestión vital,emocional y puede que hasta neuronal...La mejor manera de comprobar si te estas pasando con la fibra (como así parece), es observar si tu mierda flota, se "fragmenta" o se hunde..Tü mism@ infiltrad@. Hay una canción de Albert Plà sobre la diarrea mental que puede que te interese «...Que si me miro al espejo me entra ese mal sabor de boca y tengo ganas de escupir, será de rabia que escupo por mi asqueroso destino.... luchando contra mi sino ni siquiera me permito ni la más leve alegría pues si estoy alegre erupto.. y vomito de tristeza, cuando miro lo que soy...»¿Hablara de un polifake que abusa de "fibra"?.....

      Eliminar
    4. Me he reído un rato pese a lo escatológico del mensaje, un poco cifrado, ¿No crees?. Pero muchas gracias por recordarme la canción del Albert, hacía tanto tiempo que no la escuchaba que ni me acordaba. Graciasssssssssss!!!!Me encanta Albert Plà

      Eliminar
  2. Compañerxs, me ha hecho mucha ilusión el meme sobre el polyfake! Gracias por replicar el artículo y vuestra ayuda a contruir red! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. No encuentro contacto privado... así que os paso por aquí un artículo sobre polyamor más en profundidad y en su dimensión política. Un abrazo de nuevo :)
    http://perderelnorte.com/queer-2/el-poliamor-como-apuesta-politica/la-ruptura-de-la-monogamia-como-apuesta-politica/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes escribirnos a eugeniagardenias@gmail.com por ejemplo. Somos varixs lxs administradorxs del blog y no hemos creado un mail para la página aun....La verdad es que no lo habíamos pensado. Mañana nos leemos el artículo (yo seguro).Gracias. Un saludo

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Gracias a tí, de verdad!! Que porque no somos mitómanxs que si no serías nuestra diosa pagana. Un abrazo libertario!!

      Eliminar
  5. Mujeres amo sus post y los de la Murillo pero leerles en letras blancas con fondo negro me está matando!!!! Abrazotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miraremos de cambiarlo pero una vez lo intentamos a la inversa y no quedaba demasiado bien. Gracias por la aportación.

      Eliminar
  6. Te amo amiga, super buen termino para este problema que nos vamos a topar mucho conforme crezca el poliamor.

    ResponderEliminar
  7. ¿Pero os tomáis en serio todas estas tontadas que decís? ¿No os dais cuenta de que con vuestro idiolecto os habéis convertido en motivo de mofa generalizada? ay, lo que os queda aún por madurar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que eso lo dice alguien madur@ cuyo idiolecto es considerablemente superior a la media dada su alta preparación academico- formal con títulos obtenidos en un sistema patriarcal y un palo de escoba metido en el culo en vez de entre las piernas para volar pese a las «mofas»...Gracias por tu consejo, igualito a los que me da mi padre

      Eliminar
  8. No estoy de acuerdo en eso de que los hombres tienen una condición de opresor. Yo no me siento oprimida por ningun hombre. Parece que queráis que los hombres se arrapientan de tener privilegios o algo, o que vayan de amargados, y que reconozcan que son opresores del patriarcado... No sé, es la sensación que me da, que puede no ser cierta...

    ResponderEliminar