Estamos dando una nueva imagen al blog.

Disculpa las posibles molestias que esto pueda causarte. Danos tu opinión sobre el nuevo diseño.
Nos será de gran ayuda.
Gracias.

Buscame...

Cargando...

lunes, 7 de septiembre de 2015

DIFERENTES POSTURAS SEGÚN LA FORMA DEL PENE




No se trata tanto de que el tamaño importe como de que influya, y es que queda claro que dependiendo del tamaño del pene de nuestra pareja elegiremos las posturas sexuales que nos resulten más placenteras. Pequeños y grandes, cada uno tiene sus atributos, pero además hay otro tema que se debe usar a favor del sexo: la forma.


Te damos algunos consejos para que descubras las mejores posturas según la forma del pene, ¿listos para disfrutar al máximo?



El pene lápiz es una de las formas más comunes que existen. Se trata de aquellos penes que, como muestra la imagen, cuentan con el mismo grosor desde el glande hasta la base. Son penes que resultan muy placenteros en cualquier tipo de postura sexual, sin embargo si su tamaño es grande deben evitarse posiciones que puedan resultar molestas para la mujer, como El perrito o La Profunda.
Es una forma de pene recomendable para la penetración anal.
El pene curvo no es precisamente uno de los más comunes, sin embargo los hombres que cuentan con el suelen demorar en encontrar una postura sexual que no genere molestias ni en ellos ni en su pareja. La falta de flexibilidad pudiera ser un contra, sin embargo gracias a su curvatura este pene tiene la capacidad de estimular el punto G, por lo que las posiciones más recomendadas son el misionero, el perrito y la profunda.


El pene plátano es una forma de falo bastante común. El glande y la base son del mismo ancho, sin embargo el tronco del pene se hace más grueso, lo que lo convierte en un miembro muy placentero durante la penetración.

Es flexible y complaciente, por lo que sirve para experimentar todas las posturas sin problema alguno.

El pene seta o champiñón salta a la vista enseguida, pues se trata de aquellos falos con un glande más ancho que el resto del miembro. La limitación principal que presentan este tipo de penes es que la penetración anal puede convertirse en una experiencia muy dolorosa debido a lo ancho de la punta.
Si el tronco del pene es muy delgado deben buscarse posturas donde la fricción sea mayor, por ejemplo el misionero o el molde.


El pene cono es aquel en el que el glande es más estrecho que el resto del pene. Este pene permite llevar a cabo todas las posturas con normalidad, pero se hace especialmente útil en el caso de posiciones en las que se desea penetrar hasta el fondo, como la profunda, la catapulta o el perrito, ya que al ser su punta más delgada el inicio de la penetración no resulta molesto.
Sin embargo si se trata de un pene muy grueso se debe mantener un ritmo lento y cuidadoso durante la penetración para no causar molestias en la chica.



Fotos: pepucomag.es / Kamasutra.ms / globster.com
Texto extraído de: relaciones.

No hay comentarios :

Publicar un comentario