Estamos dando una nueva imagen al blog.

Disculpa las posibles molestias que esto pueda causarte. Danos tu opinión sobre el nuevo diseño.
Nos será de gran ayuda.
Gracias.

Buscame...

Cargando...

miércoles, 2 de septiembre de 2015

SOY FEMINISTA, SOY HETEROSEXUAL Y NO FOLLO


Querencias:

Quiero tontear, quiero seducción, quiero jugar, quiero follar, investigar, quiero compartir ternura, buenas conversaciones, disfrutar de ello y tener orgasmos en el común.

Por todo lo anterior me declaro jodida, o más bien, no jodida. ¿Con quién coño hago esto? (lo de las buenas conversaciones lo tengo, pero no de las de "en pelotas y entre polvo y polvo, tan divinas ellas)

Si, se que el deseo se construye, como casi todo. También sé, que me viene de lujito darle caña en este sentido al mío. Y si, cual pardilla y en mi línea, trato de pasarme ciertas ideas en las que creo por el cuerpo. Me digo una y otra vez (a modo de mantra) que ganaría mucho haciendo mas amplio mi desear. No me cabe ninguna duda. Pero mientras me recito mantras, yo, sigo queriendo sexoafectivizar cuerpos leídos hombres. Y me siento subnormal, ésto, para no variar. Mi heterosexualidad me oprime, me oprime enormemente. Hay una maravillosa frase que versa así: "El eje del mal es heterosexual". Y si, lo es. Ahí estoy yo y constreñida en mi desear.


Se que está feo hablar de porcentajes, pero si digo que no soporto al 90 por ciento de los tíos y sus masculinidades normativas, no exagero. Tengo momentos de mayor tolerancia al machirulismo. Etapas en las que claudico un poco y apago de algún modo mi vena lúcida, crítica y capaz de darme lo que realmente me gusta y me apetece. Éstas son épocas de flojera, de no fuerza, de dolores de más o soledades excesivas, en las que caigo en cierta mendicidad sexoafectiva... En estas rachas, mi machirulómetro, se queda en modo " mayor tolerancia a las aberrantes microviolencias cotidianas asumidas como normales" Y ésta, la de ahora, desde luego que no es de ese tipo. Pero sí es la etapa del ¡Qué ganas tengo de tonteo, investigación, diversión en este sentido, sexo, etc.! E insisto, me atraen los culetíos (cuerpos leídos tíos) Y la inmensa mayoría de los que yo conozco son unos jodidos machirulos.


Creo que por el momento estoy condenada a la abstinencia. Me repatea, por ejemplo, el hecho de ver a un tipo que se ha hecho un mínimo curro feminista y descubrirme emocionada por ello. Me siento patética ahí. Sobre todo en el momento en el que me doy cuenta, en el cotidiano, que se siguen reproduciendo las mismas mierdas patriarcales (seguimos, quiero decir) ¿Quién se emociona por nuestro curro, por nuestro empoderamiento, por nuestra capacidad de poner límites o nuestro pedir exactamente lo que queremos y no conformarnos con mierdas desde la complacencia? NADIE. Al contrario, a nosotras, a las feministas, se nos machaca, se nos cuestiona constantemente, se nos rechaza, señala, etceterísima. Y por supuesto, no se nos suele desear (casi se me olvida nombrar esto) Nosotras cortamos el rollito (su rollito, claro), provocamos gatillazos.

Quizás, la cosa vaya de ajustar expectativas y centrar esfuerzos nuevamente en lo que yo me puedo currar, desde el adentrico. Mis construcciones y deconstrucciones, vaya, porque lo que es en mi desear actual, la cosa está bien no jodida, y no parece que el panorama que encuentro de culetíos vaya a cambiar mucho visto lo observado.



Texto extraído de: elfeminismoenelcuerpo

1 comentario :

  1. Hola, estoy exactamente en la misma situación. Pensé que era la única que sentía algo así y me alivia saberlo, no porque no tengamos relaciones sexuales (lo cual realmente deseo) sino porque significa que somos más de una las que no soportamos los micromachismos y nos exiliamos en la abstinencia.Por otro lado me gustaría conocer hombres heterosexuales feministas, no sólo para cogermelos, sino para visibilizar que está ocurriendo un cambio sociocultural importante. No pierdo las esperanzas. Vos tampoco :) Saludos

    ResponderEliminar