Estamos dando una nueva imagen al blog.

Disculpa las posibles molestias que esto pueda causarte. Danos tu opinión sobre el nuevo diseño.
Nos será de gran ayuda.
Gracias.

Buscame...

Cargando...

miércoles, 22 de mayo de 2013

¿POR QUE ES NECESARIO SEGUIR SIENDO FEMINISTA? QUE NO NOS CUENTEN CUENTOS CHINOS...


Manías

Llamadme maniática, pero si hay una causa que me parece prioritaria es que se me considere miembro del género humano. Con la reforma de la ley del aborto, las mujeres dejamos de ser personas para pasar a ser cálices sagrados o, mejor dicho, recipientes de semen. Y no veo que los movimientos sociales se estén ocupando, salvo el feminismo.


Anaïs S.C.





       Llamadme maniática (no seríais lxs primerxs), pero no me motiva especialmente comprometerme del todo con ninguna causa o ideología que no me considere persona. Hay millones de cosas por las que luchar: la defensa de un sistema económico no homicida para el que lo más importante sean las personas y el medio ambiente en el que se desenvuelven, garantizando un justo reparto de los recursos, por ejemplo. El respeto profundo e incondicional a todas las lenguas que se hablan, por muy minoritarias que sean. Esas serían causas con las que me comprometería sin pensármelo, hasta la médula. El problema es que, actualmente, me parece de más prioridad que se me considere miembro del género humano y no del mundo de las ideas… Me explicaré.

En estos momentos se está preparando una reforma de la actual ley del aborto, de la cual ha trascendido bien poco: para empezar, no sabemos ni quién la asesora (aunque podamos tener algunos indicios, por el olor a azufre e incienso y tal).


 Pero lo básico básico de la nueva norma sí que lo sabemos: que las mujeres dejamos de ser personas, es decir seres individuales con una experiencia propia única, para pasar a ser cálices sagrados o, mejor dicho, recipientes de semen. Eso es público; quiero decir, que todo el mundo lo sabe y todo el mundo escuchó a Gallardón decir eso de que está protegiendo lo más sagrado de ser mujer… Esperad, tengo las palabras exactas: la reforma del aborto protegerá “el derecho por excelencia de la mujer: la maternidad”. 


Eso es que las mujeres volvemos al mundo ideal del cansino de Platón: pasamos a ser un mero concepto, una idea, la de MUJER (así, en singular y en mayúsculas), que obviamente se define por la maternidad. Lo repito pero con otras palabras: un único proceso fisiológico determinando la totalidad de nuestra existencia. Eso es precisamente lo que hay detrás de esta reforma.

         Y a pesar de ser público, a pesar de las barbaridades, los ataques, el odio que se transmite hacia las mujeres con estos discursos y estas políticas (la desaparición de la ley de la dependencia es otro ejemplo)… no veo que se le esté haciendo mucho caso desde los movimientos sociales. O, como mínimo, no el caso que se merece. Me gustaría creer que es porque la gente no se cree del todo lo que está pasando o no es consciente de todo lo que hay detrás de esta retórica pro-vida. Pero a lo largo de mi vida me he tragado tanto el trillado discurso de “primero haremos una revolución, y luego ya pedís vosotras lo que queráis”, que me parece que lo vuelvo a adivinar detrás de todas esas pancartas y debates súper alternativos. Llamadme maniática, pero yo no me siento cómoda luchando por ninguna causa en la que mi condición de persona, de individuo, quede en stand by hasta que se consiga todo lo demás.

         Por eso, hasta el momento, ninguna lucha me ha convencido tan al 100% como la feminista. Y creo que el objetivo principal de ésta debe ser la confrontación radical al esencialismo. El movimiento feminista es, por si mismo, anti-esencialista: la diversidad de posturas, de opiniones enfrentadas, de debates a niveles increíbles… hace del feminismo el movimiento político más rico, en mi humilde e inexperta opinión. Y, a pesar de que yo pueda inclinarme hacia unas u otras posturas, nunca me siento fuera de lugar. Porque la contribución que yo pueda aportar, hecha desde mi propia experiencia individual, cuenta para construir la identidad colectiva, para visibilizar nuestra historia. Por eso, y por ahora, la auténtica lucha -en la que se incluyen todas las demás- es para mí la lucha feminista. Llamadme ingenua, si queréis. O maniática.




Porque es necesario seguir siendo feminista

      Partimos de la idea y concepción de que hablar de feminismo sigue siendo una cuestión mal vista en nuestra sociedad, en este mundo globalizado; una autodenominación que al ser expresada, aparta y excluye de los valores y buenas costumbres sociales. No es bueno ser feminista. Pensamos además que ni siquiera nunca ha pertenecido al abanico de lo “políticamente correcto”, de aquello que en un momento hay que decir que se es porque genera un valor añadido dentro del estatus quo social. Más bien, el hecho de reivindicarnos feministas ha generado y sigue generando sospecha, prejuicio y una actitud defensiva de algo, que no se sabe muy bien qué es, pero desde luego, nada bueno.

      Creencias como la de que el feminismo es lo contrario del machismo, que el feminismo está en contra de los hombres   o que las feministas……..continúan todavía muy en boga. “La guerra de los sexos” es el debate estrella en los absurdas tertulias televisivas. El sensacionalismo…..

       Además hoy en día, otra gran fuga de argumentaciones en contra del feminismo, resaltan que la discriminación de las mujeres está superadísima. En este sentido, el feminismo, con el que nunca se ha estado de acuerdo, es algo ya obsoleto. Como si además en algún momento, se hubiera contribuido a que la discriminación de las mujeres se terminase. Existe, en buena parte de la sociedad y sobre todo en la gente joven una sensación irreal de que las cosas han cambiado mucho y aunque todavía quedan pequeños espacios de desigualdad, que con políticas institucionales tales espacios irán desapareciendo.

        Por el contrario, resulta curioso comprobar cómo hablar de políticas de igualdad, de conciliación de la vida laboral y familiar, del enfoque de la perspectiva de género resulta enormemente “moderno”, “guay”, “ilustrado”. Esta ponencia pretende indagar para después pasar al debate, en las causas de esta situación después de muchos años de peleas feministas. El feminismo sigue sin ser un movimiento reconocido socialmente, no ha sido dotado ni siquiera de cierto estatus como……….. Pensamos que no ocurre lo mismo con el resto de movimientos sociales: el ecologismo, el antidesarrollismo.
¿en dónde pueden estar las causas de esta situación?

LOS FRENTES DE DESPOLITIZACION


        No significa que no valoramos las aportaciones desde ambos enfoques, pero poniendo en la balanza nos parece que una de las grandes desventajas/desilusiones ha sido la despolitización del feminismo, como una lucha que aunque genera teoría, fundamentalmente tiene que generar acción y respuesta social.




1.- POLITICAS DE IGUALDAD
2.- ENFOQUE PERSPECTIVA DE GENERO


     – enfoque de la perspectiva de género, muy “utilizado en el mundo académico y en las asignaturas relacionadas con la discriminación de las mujeres ¿de qué nos sirve haber avanzado en la creación de departamentos de género en las Universidades, en la explicación, en determinadas asignaturas de la perspectiva de género? ¡sale el alumnado en evidentemente hay un logro. Las feministas tenemos más para leer, debatir, estudiar. Pero dónde queda la ¿permiten esos rancias esferas universitarias, que se de un espacio para la lucha? A nivel teórico ¿se consigue un buen posicionamiento político en el alumnado con respecto a la lucha de las mujeres? ¡acumulamos fuerzas, en este sentido? Y mucho más importante, ello se traduce en mayor organización en grupos de mujeres, transgresoras. ¿Se crean círculos universitarios conspiradores y feministas con el estudio del enfoque de género? Por el contrario no suena más suave hablar de perspectiva de género que de feminismo?. Nos diréis es que el concepto es más amplio. Os decimos, es que el concepto está despolitizado. No se interioriza con su componente transgresor. Así la conversión de la subordinación de las mujeres en un mero objeto de estudio ha fomentado un distanciamiento de la militancia, creando dos mundos que en la mayoría de los casos y desgraciadamente nada tienen que ver. “El conocer para actuar” se ha convertido en “el conocer por conocer” impregnándose de los perniciosos intereses del espacio universitario, jerárquicos y

       Difuminización de la responsabilidad de los hombres en las relaciones de poder. Es verdad que el patriarcado hace que en un sentido humanista hombres y mujeres salgamos perdiendo pero el enfoque de las relaciones de poder muestra que los privilegios todavía están en manos de los hombres y de que somos las mujeres somos más pobres porque ellos son más ricos, somos agredidas porque ellos son los agresiones, somos las secretarias porque ellos son los jefes. 



Muchas veces se insiste en otorgar a los hombres un papel conciliador sin olvidar que lejos de peleas personales, la lucha de poderes acarrea una identificación de privilegios masculinos que tienen que estar dispuestos a perder.

        Desvirtuación del enfoque de género hasta el punto de considerar que el tema de la violencia puede ser ejercida por el género masculino y el género femenino y como tal un enfoque de género debe contemplar ambas posibilidades. ¿no resulta la desvirtuación máxima de esta perspectiva?

       – feminismo de la igualdad, materializado en políticas de igualdad, de discriminación positiva, planes de conciliación, diseño de leyes, etc. El feminismo de la igualdad se basa en que las instituciones son válidas para llevar a cabo los cambios propuestos por el feminismo. 



Esa confianza institucional posibilita una desestructuración del feminismo como movimiento. Creación de las políticas de igualdad como estrategia para que parte del movimiento empiece a pensar que hay que estar institucionalmente y no como organización popular/social. Pero, es que acaso la paridad asegura que por el hecho de ser senadora, parlamentaria o congresista, ello suponga un avance en la emancipación de las mujeres? ¿A más mujeres en la representación política, mayores condiciones para la no discriminación? Nosotras evidentemente pensamos que no.




 Y el aborto es un claro ejemplo de ello. ¿qué han hecho las mujeres del PSOE, las que han liderado durante años la igual representación de mujeres y hombres en los órganos de poder? ¿Dónde está esa presión de las mujeres, que supuestamente tienen ya su cuota de poder, para exigir no ya aborto libre y gratuito, sino siquiera que el tema entre en programa de su campaña? Analicemos los datos de una ciudad como Iruña, tomando los indicadores pro-igualdad. ¿del movimiento feminista y resultados.

RECURSOS GESTIONADOS POR EL MOVIMIENTO FEMINISTA:


– ABORTO NO ES LIBRE NI GRATUITO. NO SE AVANZADO. EDUCACIÓN SEXUAL RETROCESO – COFRES CERRADOS Y SE HAN RECONVERTIDO EN CAM, MÁS MEDICALIZADO. EDUCACIÓN SEXUAL DESAPARECIDA
– Casas de acogida para mujeres que huyen de la violencia machista (gestionadas desde el movimiento feminista o desde ¿dónde están los recursos y otros recursos sociales? Apoyo de los servicios sociales con la ley de dependencia/ ley de violencia/ley de igualdad – Educación: 0 a 3 no es gratuito ¿hay menos agresiones? ¿el reparto de las tareas en los hogares es mucho más alto que hace 30 años? ¿Qué pasa en la calle? ¿Qué pasa en las casas? ¿en educación? ¡existe el curriculo oculto? ¿en el trabajo?

EL FEMINISMO, LOS FEMINISMOS O LA POLITICA DE LA TRANSFORMACION EN EL MOVIMIENTO SOCIAL.

       Para no perdernos nos parece importante enmarcar el feminismo dentro del enfoque de los movimientos sociales.



En su conjunto, los nuevos movimientos sociales se caracterizan por varios rasgos. Primero, por un estilo de acción política no convencional basada en la acción directa, que contrasta con el modelo tradicional de intermediación de intereses que los partidos políticos desarrollan en las democracias contemporáneas. Segundo, por un fuerte sentimiento antisistema, ya que sus seguidores se sienten enajenados respecto a las normas y valores dominantes, ante los que expresan su rebeldía. Tercero, por construir sus organizaciones sobre la base de la toma de decisiones participativa, una estructura descentralizada y el repudio a los procedimientos burocráticos.

Para nosotras el movimiento feminismo es un movimiento situado a la izquierda y bien a la izquierda, antisistema, anticapitalista, que nada tiene que ver con entender la vida política desde un sistema de democracia representativa, que aspirar a una construcción de las relaciones de poder muy diferentes a la establecida, que necesariamente se ha de llevar mal con los poderes existentes: legales, judiciales, económicos, policiales, sociales...... Es un movimiento que nos permite estar en contra de la policía, la familia, la ley, el orden, el capitalismo, etc, etc, etc.





¿Desde donde pensamos que tenemos que seguir construyendo espacio feminista y antisistema? Desde el movimiento social.

Dentro del capitalismo no puede darse algo que satisfaga a los feminismos. La igualdad es capitalista. No somos iguales, ni queremos. Otra cosa es la igualdad ante la ley. Critica al paradigma de la igualdad. ¿Qué queremos un cambio en las relaciones de poder? La estrategia no pasa por la vía legal. Es decir más leyes = mayor igualdad.

El cambio tiene que ser a nivel global y pasa por un cambio en las prelaciones económicas entre los países. Nosotras no nos vamos a meter en universalizar estrategias, ni extender el paradigma de los derechos humanos.

Pensareis, esto es el feminismo radical de los 60. Hemos aprendido mucho desde entonces y las críticas desde las postcolonialistas nos han sido muy útiles.

NUESTRAS LUCHAS Y LOS NUEVOS ENFOQUES. FEMINISMOS POSTCOLONIALES. FEMINISMO QUEER

“Frente a un feminismo global, homogenizador y excluyente que bajo la opresión de género iguala a todas las mujeres, los nuevos feminismos nos hablan de múltiples opresiones, de diferentes diferencias y del extrañamiento de muchas mujeres con un movimiento feminista con el que se identifican pero cuya agenda y legado histórico resulta en gran medida ajenos, puesto que toma como sujeto de referencia a la mujer blanca, occidental, heterosexual, de clase media, educada y ciudadana”.

La historia del movimiento y de la teorización feminista nos ha conducido a que hoy en día hablemos de feminismos. Con la segunda ola, aparecen las diferentes corrientes feministas europeas: el feminismo liberal, radical, socialista, de la igualdad, de la diferencia……Los distintos enfoques sobre la discriminación, la opresión, la explotación de las mujeres hacen ver que no nos ponemos de acuerdo en las causas, pero sí en las reivindicaciones

Es un movimiento fuerte, con claras reivindicaciones en la calle:


Hablamos de los años 70 y 80 en el estado español.

      Los nuevos debates nos sitúan en el intento de dar respuesta a las interrelaciones entre las diferentes expresiones de opresión y el resultado de la confluencia de estas subordinaciones. ¿Qué pasa con las mujeres inmigrantes, lesbianas, con escasos recursos, en situación o riesgo de exclusión social?





 ¿dónde les queda el concepto de ciudadanía? De qué les hablamos? ¡de ser ciudadanas? “Es un feminismo ciego a las formas en que el racismo y la posición de clase hacen específica la opresión de género” Incorporación de las mujeres a la ciudadanía. ¿cual es el concepto de ciudadanía del que partimos? ¿construcción del concepto? La lucha es ser ciudadanas. No

Ser ciudadanas dentro del sistema patriarcal. Estrategia de lucha no válida para las mujeres puesto que son las bases de ese sistema la que por un lado construye y define el concepto de ciudadanía y por otro lado sigue oprimiendo a las mujeres /(profundizar más en ese concepto). El concepto de ciudadanía va unido a los derechos que como referente es hombre blanco.......No vamos a defender ningún concepto en el que no se nos incluya a todas y que parta en su base de la opresión de las otras (inmigrantes. Ejemplo: servicio doméstico/prostitución)




Que amplia el nivel de conciencia no solo a la discriminación de las mujeres por el hecho de serlo sino a otros colectivos que se encuentran en situaciones d e discriminación por otros motivos: etnia, clase, represión...u otro tipo de exclusiones. (las otras inapropiadas. Las multiexlusiones) Es feminismo es una visión del mundo, una manera de estar en el mundo, una teoría y una práctica que te conduce, no a parcializar las opresiones en función de las categorías clásicas: sexo, raza, etc. sino que permite interrelacionar todas estas opresiones y tomar conciencia de ellas. Esto nos aleja del feminismo institucional que valida el sistema y sólo reconoce las causas de discriminación de las mujeres desde una perspectiva igualitarista.

Frente a las políticas institucionales las micropolíticas desde los márgenes , que dicen las queer, frente a la universalidad de la Ilustración, las identidades e identificaciones múltiples, las identidades negociadas, que dicen las postcoloniales.

No queremos alejarnos de nuestros debates cotidianos. Nosotras, como militantes, a lo largo de todo este tiempo, y fruto de nuestra evolución nos sentimos más cercanas a estos nuevos enfoques. Es más pensamos que sitúan nuestras luchas de una manera más certera y hacia un camino sin tanto despiste. La lucha de las mujeres, el feminismo sigue estando en nuestras manos

Crítica al concepto igualdad. Surgen de los yanquis
Crítica a las instituciones y al estado (Feminismo radical): El PSOE con su llegada al poder lo que hace es desmovilizar y elminar parte del movimiento social que había en los años 80. Despolitización. Situación de despolitización de la sociedad. ¿Por qué?

Estrategia a nivel mundial. 1975: la ONU decide que se tienen que hacer organismos que promuevan y defiendan los derechos de las mujeres y que además esos organismos van en la línea de promover la igualdad, la equidad, políticas de disrcriminación positiva

Institucionalización del Feminismo en America Latina.

¿Por qué no se habla de ecologismo Institucional?

¿Quién se ha autodenominado feminista institucional?

Democracia.

La organización de la colectividad sigue siendo una prerrogativa masculina.





LA NECESIDAD DEL FEMINISMO. CREENCIAS, MATERNIDAD, Y FAMILIA

Como venimos comentando,

MATERNIDAD. Aspecto más glorificado de la condición femenina. ¿qué avances ha habido en la concepción de la maternidad a nivel social que supongan mayor emancipación para las mujeres? Cero patatero e incluso se da una mayor glorificación. 





Experiencia femenina ineludible valorada por encima de cualquier otra. Dar la vida es fantástico- Se nos responsabiliza de un fracaso que es en realidad colectivo social y no femenino. A la vez que se fomenta la maternidad, criar en condiciones dignas entendido como para el ser humano: trabajo precario, vivienda precaria, escuela va en picado, sometimiento niñez todo tipo de agresiones televisivas. Se responsabiliza a las madres de estos fracasos. Es necesario que las mujeres sientan que han fracasado. Las expectativas sociales sobre padres y madres siguen siendo muy desiguales. El nivel de exigencia sobre unos y otras. Maternidad y sexualidad.

FAMILIA. Rescatar el enfoque de los años 70, sobre la familia como una de los principales pilares sociales resulta una tarea imprescindible desde el feminismo. La familia sigue siendo la institución más respetada y en ese sentido, menos criticada de la estructura social. Pero todas sabemos que es en este marco donde la violencia se ejerce y justifica con total impunidad. 





Violaciones, agresiones, malos tratos encuentran en la institución familiar su hábitat más cómodo a su propagación. Podemos decir que es su medio. También la calle, las escuelas, los medios de comunicación evidentemente. Pero con la diferencia que la configuración de la familia, basada en la jerarquía de la diferenciación de roles, en la división sexual del trabajo y en una correlación de fuerzas en la que los sentimientos siempre juegan en contra de las mujeres, supone un caldo de cultivo para la subordinación de las mujeres.

Nuevas formas de familia: matrimonios de gays y lesbianas no han hecho temblar a la institución.

DISCURSOS, CREENCIAS. Comentábamos al principio que existe una falsa creencia que hoy en día somos más iguales que ayer. Sumisión a las normas estéticas. Liberémonos pero no demasiado. Mensaje tranquilizador a los hombres. Su virilidad, su famosa solidaridad masculina se construye a partir de la exclusión de nuestros cuerpos. Es un pacto que reposa sobre nuestra inferioridad. ¿qué se piensa que somos las mujeres? Tópicos, típicos y míticos siguen siendo todos los sanbenitos que nos caracterizan; quizás con un toque de modernidad, pero perviviendo todo tipo de estereotipos sobre cómo somos las mujeres y sobre lo qué podemos hacer. Sigue estando de moda la feminidad, la comprensión, la poca racionalidad

Creencias sobre las otras, las que vienen de fuera, las inmigrantes. Tienen más hijos porque tienen menos educación

ORGANIZACION SOCIAL ECONOMICO POLITICA

Muy poco dicen al respecto las políticas de igualdad de oportunidades o la academia del género.

Situar toda práctica feminista en un entramado de flujos de intercambio y significación, de apropiación y resistencia dentro de la economía capital-sexo-raza-global


Texto extraído de: Pikara MagazineFeministas.org

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada