Estamos dando una nueva imagen al blog.

Disculpa las posibles molestias que esto pueda causarte. Danos tu opinión sobre el nuevo diseño.
Nos será de gran ayuda.
Gracias.

Buscame...

Cargando...

sábado, 30 de marzo de 2013

MATILDE UCELAY MAÓRTUA


Pionera dentro de la arquitectura española, perteneciente a una generación de mujeres a la que correspondió romper tabúes y ocupar espacios históricamente reservados a los varones. Compartió aulas y clases con otra mujer, Rita Fernández Queimadelos.


Madrid 1912, 2008

     Nació una familia liberal interesada por la literatura, las bellas artes y el teatro, su padre, amante de la ópera, era abogado; su madre le permitió crecer con un referente nada convencional en aquellos tiempos, ya que Pura Maortúa era directora del grupo independiente de teatro -Anfistora- y es por ello que Matilde conoció a Federico García Lorca en la terraza de su casa en la calle Libertad 20 donde se realizaban lecturas y ensayos.
Creció rodeada de intelectuales y artistas y estudió (con muy buenas notas) en el Instituto Escuela, heredero de la Institución Libre de Enseñanza.

     En 1931 ingresa en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Madrid junto con Lali Úrcula y Cristina Gonzalo. Cuando Matilde Ucelay estudiaba Arquitectura en los años 30 ser mujer, además de provocar alguna dificultad -"se tuvo que adaptar un aseo para chicas porque no había"- suscitaba respeto y se cuenta que cuando entraba en clase todos se ponían en pie. 

     Matilde realiza dos cursos en uno por lo que acaba un año antes la carrera. De esta forma en junio de 1936 obtiene la licenciatura de arquitectura que le es otorgada el 15 de julio de ese mismo año, unos días antes de estallar la guerra civil. 

    Como es la primera mujer que consigue el título de arquitecto en España, sus compañeros le brindan un homenaje en el Colegio de Arquitectos, al que asiste el Ministro de la Gobernación, así como otras destacadas figuras de la República.

     Una vez finalizada la guerra, fue depurada profesionalmente por un consejo de guerra siendo sentenciada a inhabilitación a perpetuidad para cargos públicos, directivos y de confianza, a la imposibilidad de ejercer su profesión de manera privada durante cinco años y a una indemnización de 30.000 pesetas. Y es que, si bien no participó activamente en política, era conocida su afiliación republicana y que había viajado a la Unión Soviética. 



     A pesar de todas las prohibiciones y dificultades mantuvo una actividad profesional continuada durante más de cuarenta años, construyendo edificios para clientes privados, algunos extranjeros, más abiertos a trabajar con una mujer. Sus proyectos los firmaron, al principio de su trayectoria, otros compañeros, ya que contaba con la complicidad de un gran círculo de amigos.

     Su arquitectura se caracteriza por una profusión y riqueza en los detalles, y por un diseño intimista, ligado al usuario y al entorno. Entre sus obras destaca un gran número de viviendas unifamiliares, colaborando en algunas ocasiones, con el diseñador de jardines y paisajista, Couchepin.

    Durante su vida realizó alrededor de 120 proyectos entre 1945 y 1981. Los anteriores a 1945 aunque hechos por ella eran firmados por otros arquitectos debido a su inhabilitación. 


Mesa y silla de trabajo
     Los encargos principalmente provenían de extranjeros afincados en España o gente burguesa debido a los recelos de los hombres al realizar el proyecto una mujer. 
Entre dichos proyectos, destacan “La Casa Oswald”, en Puerta de Hierro en Madrid; “La Casa Benítez de Lugo”, en las Palmas de Gran Canaria; así como las librerías “Turner” e “Hispano-Argentina” en Madrid. 

     También diseñó fábricas, laboratorios y otros edificios singulares siguiendo la técnica de Félix Candela, del que importó su patente desde México con la ayuda de su hijo arquitecto.



Edificio Castaño, con entrada desde la calle Alcalá 96. En la planta séptima y última hay un solo ático.; se trata de la vivienda-estudio que durante años ocupó Matilde Ucelay.

     En la década de 1950 intenta ser directiva de la Asociación de mujeres universitarias de la que tenía el carnet número siete y en 1998, recibe de la asociación La Mujer Construye el reconocimiento público de ser la primera mujer licenciada en arquitectura en España. 


Interior de vivienda diseñada por Matilde
A sus 94 años, fue galardonada con el Premio Nacional de Arquitectura. 


Fuentes: wikipedia;http://artedemadrid.wordpress.com; www.elpais.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada