Estamos dando una nueva imagen al blog.

Disculpa las posibles molestias que esto pueda causarte. Danos tu opinión sobre el nuevo diseño.
Nos será de gran ayuda.
Gracias.

Buscame...

Cargando...

jueves, 11 de abril de 2013

HIPERSEXUALIZACIÓN DE LAS NIÑAS


En los últimos tiempos estamos asistiendo, con gran preocupación a lo que parece responder a un nuevo patrón de exaltación de la sexualidad de las niñas: niñas presentadas en los medios como miniadultas, sexualmente excitantes, con preocupaciones y conversaciones sobre manicura, pedicura, tallas, bolsos, tacones y maquillaje.



     Este patrón responde sin duda a necesidades del mercado de consumo. Como dice la terapeuta Elena Mayorga hoy en día, los niños y, sobre todo, las niñas están siendo utilizadas y “sexualizadas” como medio para vendernos a los adultos y a ellas mismas, todo tipo de productos, desde sopas y coches, hasta muñecas, videojuegos, ropa, joyas y casas. Se está exponiendo a nuestros hijos y sobre todo a nuestras hijas como “mercancía sexual” y eso en un mundo donde los abusos a menores aún es moneda común en muchos lugares, es un hecho extremadamente grave y peligroso.
Además este patrón de hipersexualización de las niñas responde a otras necesidades e intereses. Como denuncia la psicóloga Olga Carmona "Las niñas van asumiendo con naturalidad perversa su condición de objetos sexuales". Así, se desarrollan mujeres frágiles, extremadamente vulnerables, inmersas en una batalla constante consigo mismas, de la cual es imposible que salgan victoriosas.


     Esto tiene graves consecuencias en la vida, la salud y la autoestima de las niñas y adolescentes: indirectamente, este patrón de hipersexualización en las niñas podría estar relacionado con la aparición trastornos de la conducta alimentaria durante la adolescencia. El modelo de extrema delgadez que se impone como meta incita a las adolescentes a tratar de alcanzarlo poniendo en riesgo su salud.
Por otro lado, esta hipersexualización hace que se infravaloren social y personalmente el resto de ámbitos que componen la identidad femenina, lo cual conlleva a que las mujeres inviertan menos energía en el desarrollo de otras facetas de su ser para poder dedicar todo su esfuerzo a cultivar su imagen corporal. De esta manera, quedan mermadas o poco desarrolladas otras capacidades importantes de las mujeres, más relacionadas con lo mental y espiritual que con lo físico.




    Spa y salones de belleza infantil: manicura, pedicura, maquillaje, peinados... para que las niñas pueden sentirse princesas, o alimentar su sueño de "vivir en un castillo"...

                 




     También nos preocupan los cada vez más frecuentes mundos virtuales para niñas, donde se presenta una famosa forma de ser mujer, un “modelo de éxito” construido en base a una representación estereotipada de lo femenino, presentada a través de imágenes de niñas ligadas a la moda, el hogar, lo rosa, la imagen, la frivolidad..."



    Solemos responsabilizar del problema a la publicidad, la industria de la moda y los juguetes, el cine y la televisión, etc. Es cierto que los medios de comunicación tienen un papel fundamental en la difusión de estereotipos dañinos pero además no queremos dejar de llamar la atención acerca del papel de los padres y las madres en el impacto que tiene este patrón de hipersexualización en el desarrollo personal de sus hijas. Como dice la psicóloga Mónica Serrano, es fundamental que las madres sean conscientes de que ellas son el principal modelo femenino de sus hijas y que si ellas se liberan del patrón de hipersexualización, estarán liberando también a sus hijas.
Del mismo modo, el papel de los padres, como figura masculina de referencia, también es fundamental. La forma de valoración del padre a las mujeres es captada por las niñas como modelo de valoración del sexo opuesto en general.

                                             

Texto extraido de  : Mujeres para la salud

3 comentarios :

  1. que bueno que retoman el tema.... pero de nuevo no tiene nada... es inexacto hablar de que esto viene sucediendo desde muchisimo tiempo atras, baste con rcordar la obra maestra de Vladimir Nabokob LOLITA, o la extrovertida NIÑA BONITA de louis malle...la asignatura pendiente sera vr si esta preocupacion queda solo en un JESUS , MARIA Y JOSE, como diria la abuela o realmente se piensa en acciones que detenga la hipersexualizacion de nuestras niñas

    ResponderEliminar
  2. "las madres sean conscientes de que ellas son el principal modelo femenino de sus hijas y que si ellas se liberan del patrón de hipersexualización, estarán liberando también a sus hijas."

    Entiendo el concepto de "hipersexualización" aplicado a una niña, pero no a su madre ¿A partir de qué punto en sus conductas, en el sometimiento o aprovechamiento de los estereotipos asociados, una mujer adulta abandonaría el terreno de la sexualidad para entrar en el de la "hiper" sexualidad? ¿Acaso las madres no pueden empoderarse de su sexualidad y aprovecharse de los estereotipos, para no ser un modelo inapropiado para sus hijas?¿En qué difiere el control del cuerpo y del útero femenino penalizando al aborto, del control de sus conductas en función de lo que es "correcto" en la crianza de sus hijos?

    La adolescencia es un invento moderno signado por la moralidad victoriana, una pausa artificial que contiene y reprime los impulsos sexuales que se desarrollan en lxs niñxs para satisfacer los requerimientos de educarlos y especializarlos tras la revolución industrial y que les dejaba mucho tiempo libre, tarea que los padres podían realizar ajustándose a los cánones morales en la medida en que los hijos podían ser aislados del mundo dentro de las casas, y que hubiera adultos en la casa capaces de controlarlos y de filtrar la información que reciben. En la actualidad, los padres que trabajan y delegan en la tele y en la compu la ocupación del tiempo libre son incapaces de ejercer este control y de filtrar la información que reciben. Si además pretenden preservar los imperativos morales que reprimen el acceso a la sexualidad, este acceso se lo terminan brindando la publicidad con modelos distorsionados, así como los abusadores, que explotan la necesidad de lxs niñxs de descubrir sus cuerpos y de aprender a explotarlos con juegos de seducción que involucran cuotas crecientes de erotismo destinados a los adultos para sentirse adultos, pero percatándose que los padres no aprueban estos juegos como parte de los imperativos morales. Estamos dejando a lxs niñxs sólxs y expuestxs a riesgos concretos que no son los de una "hipersexualidad", ya que el problema no es de magnitud, sino de que sean terceros desconocidos quienes se apoderen de sus sexualidades para modelarlas y explotarlas a su antojo, fomentando algunos aspectos (que se ven como "hiper") pero también reprimiendo otros para encarrilar arbitrariamente a sus deseos actuales y futuros, cuando deberían ser lxs mismxs niñsx quienes descubran libremente las formas de expresar sus sexualidades sin interferencias, aún cuando -mal que nos pese- eso resulte en "homo/hetero/bi/hipo o hiper" sexualidades, es decir, en expresiones de sus deseos que no coincidan con nuestras expectativas y preceptos morales adquiridos.

    ResponderEliminar
  3. Creo que como en todo es importante no generalizar. Lo digo por lo siguiente. Yo nunca he sido muy coqueta o femenina. Tengo dos hijas. La mayor se parece a mi. Desde muy chiquita su locura han sido los dinosaurios y las rocas de todos tamaños formas y colores! Cuando vamos de compras ella busca jeans, camisetas y zapatos deportivos. Le encanta el azul y el verde... Yo por supuesto hago lo posible por facilitar experiencias que fortalezcan sus afinidades naturales. Mi segunda hija nació una completa "diva". Desde siempre su afinidad natural es lo femenino. Le encanta todo lo rosa, los zapatos, la ropa, el maquillage, las barbies. Nunca ha sido sobre-expuesta en casa a nada de esto. Pero si en algun momento ve imagenes de este tipo su rostro se ilumina con la mas bella sonrisa! En la tienda se vuelve loca midiendose todos los zapatos brillantes que encuentre. Y solo tiene 5 años :)) Yo simplemente observo las diferencias y medito. Esto me ha llevado a aceptar que existen distintos tipos de energias en los seres humanos. Y al igual que con mi otra hija hice lo que pude para brindarle oportunidades de ser ella misma y ser feliz y libre de expresarse tal cual es, igual lo voy a hacer con esta otra. Y si esto no le gusta a mis amigas feministas pues para mi la libre expresion de mis hijas es mas importante que lo que piense nadie mas.

    ResponderEliminar