Estamos dando una nueva imagen al blog.

Disculpa las posibles molestias que esto pueda causarte. Danos tu opinión sobre el nuevo diseño.
Nos será de gran ayuda.
Gracias.

Buscame...

Cargando...

lunes, 29 de abril de 2013

POLÍTICAS ANALES..



"El culo es el gran lugar de la injuria, del insulto. Como vemos en muchas expresiones cotidianas, la penetración anal como sujeto pasivo está en el centro del discurso social como lo horrible, lo malo, lo peor. Pero en la actualidad existen culturas que se han reapropiado de ese lugar abyecto y han sabido convertirlo en un lugar productivo y positivo.




ANALOGÍAS

(...)Su historia, sus valores, de cómo lo anal organiza los géneros y las sexualidades, y de cómo está atravesado por criterios de raza, de clase y de poder. Desde la compleja sexualidad anal en la Grecia Antigua hasta la crisis del sida, pasando por las cárceles, el bareback, Freud, las lesbianas butch, los sodomitas, Luis Aragonés, el fist fucking o los osos, este libro traza la genealogía de uno de los espacios menos explorados por la teoría, pero más transitados por la práctica: el espacio anal."


       El sexo anal es un placer que nos está prohibido a todas las personas. Es sucio, indecente, doloroso, homosexual, y poco divertido. De puertas para fuera ya nos lo sabemos, pero en la cama es otra historia:
es el tabú que se rompe con mayor facilidad (y a mayor excitación).
     Somos penetrables / no penetrables; asociando, por su puesto, las mujeres a las que son penetradas. 
Lo femenino, y en todo caso lo poco masculino, siempre es despreciable: a través del rechazo de esta práctica se perpetúa la repulsa de las mujeres y los valores machistas. Ser penetrable es ser sumiso, vulnerable, degradante y estar al servicio del penetrador, así entiendo el rechazo de los machos por abrir su agujero. 



Cuando defiendo el uso de los dildos, defiendo la empoderación de las mujeres a ser sujetos penetradores, a vivir ese papel y a quitar presiones y responsabilidades .


QUE TE DEN POR CULO


     Aunque sea una frase que se use como uno de los peores insultos del mundo, puede ser un auténtico placer si se sabe cómo hacerlo. El sexo anal es uno de los mayores tabúes en el sexo (fuera del mundo gay) y, sin embargo, cosecha grandes adeptos entre los y las heterosexuales y las lesbianas. ¿Por qué, entonces, está tan silenciado?

La idea del ano como una cavidad oscura y sucia, promulgada en gran parte por sectores conservadores de la sociedad, está sumamente extendida.

Unido al hecho de que es la parte por la que se defeca, no invita a priori a explorarlo. Es fácil ponerse en el pellejo de quien opina así, es un lugar que puede albergar suciedad, ser doloroso y nada placentero. Pero os invito, por un momento, a abrir vuestra mente y plantearos por un momento: “igual podría estar bien”.     Tanto si ya eres una experta, como si nunca jamás te lo has planteado, hay algunos consejos que es conveniente tener en cuenta a la hora de practicar sexo anal de una manera segura y placentera.
     En primer lugar, hay que querer probarlo. No os sintáis presionadas por vuestra pareja, la sociedad, o vosotras mismas. Si se está tensa y nerviosa, ten por seguro que va a doler. Es una decisión que tienes que tomar por ti misma, y después en pareja. Debe haber una buena comunicación para poder iniciarse.



A mi novia le gustaba mucho el tema del sexo anal, ya lo había practicado antes. A mi me ponía nerviosa, no quería intentarlo. Un día me convenció y lo probamos y me encantó. Creo que es importante que se haga con confianza y que la otra persona no te obligue, sino que te convenza de una forma sensual” (Alba, 39).

     En segundo lugar, ¡relájate! El ano es un músculo que con la tensión se contrae, impidiendo cualquier tipo de penetración. El músculo pubococcígeo (musculatura que rodea tanto la vagina como el ano) necesita de la relajación para expandirse. Tú misma puedes contraer y relajar ese músculo en cualquier ocasión (en casa, en el tren) para controlarlo mejor en el momento de la relación (si no sabes cuál es, cuando estés miccionando, corta la orina). Para practicar sexo anal, además, tienes que dedicarle tiempo a la relación sexual, añadir mucho juego previo, caricias, besos, etc. Tu pareja incluso puede masajearte los glúteos para una mayor relajación.


     El siguiente paso sería estimular la zona anal con el dedo o con la lengua (según los gustos de cada una) para ir relajándola.

A mi me pierde el sexo anal. Cuando una chica me gusta me encanta sentir su lengua en mi ano y viceversa. Pero aún hay gente muy cerrada con este tema y que ni siquiera quiere intentarlo” (Magdalena, 28).

     Cuando lo creamos conveniente, usaremos lubricante en el dedo y lo introduciremos lentamente (si no estás segura, sé tú la que guíe a tu pareja; recuerda, la comunicación lo es todo). Las uñas deben estar bien cortadas y limpias para una mayor seguridad; si usas un guante de látex puedes evitar el riesgo de una pequeña herida y de la suciedad. Si vemos que todo va bien, podemos continuar con otro dedo, untado también en lubricante. Si queremos seguir, podemos utilizar algún juguete de un tamaño pequeño, y podremos ir aumentando su tamaño según lo demande la persona. Finalmente, podréis llegar a usar un arnés o un juguete más grande, según lo que os guste. Es muy aconsejable usar preservativo en cualquier juguete, será mucho más fácil limpiarlo y evitaremos posibles infecciones. Y, si alguna lo prueba con un hombre, siempre preservativo. Cero tolerancia en este aspecto.
     Aunque parezca muy sencillo y rápido, no debe ser así. Puede que en la primera sesión sólo consigáis un dedo, y estará genial. Lo importante es no forzarse a nada, ni obtener dolor. El objetivo es obtener placer, no importa cuánto tiempo le tengas que invertir.

Asimismo, los consejos que nunca deberás olvidar son:




-La higiene es un don que hay que cultivarlo. Por favor, tanto para practicar sexo anal como cualquier práctica sexual, la higiene es la clave.

-El lubricante es tu amigo, no escatimes nunca con él (si comienza a secarse, echad más o empezará a doler).

-La paciencia es una virtud, 
practícala. Ve despacio en todo momento y avanza sólo si estás segura de que no te dolerá. Ante cualquier signo de dolor, para.

-Si se fuerza, se producirán microfisuras que resultan dolorosas y que pueden ser foco de infecciones.

-Nunca, jamás, en tu vida, después de introducir algo en el ano lo hagas en la vagina sin antes lavarlo correctamente. La cavidad anal contiene heces (en ocasiones podéis encontrar algún resto al sacar un juguete) y bacterias. Son extremadamente infecciosas si se meten en la vagina.

-Por supuesto, si alguna de las dos personas tiene una ITS (infección de transmisión sexual), habrá que extremar las precauciones (preservativos, guantes de látex, etc.). Si tenéis alguna duda, hay muchas asociaciones que pueden solventarlas.

       Las sensaciones que produce el sexo anal son diferentes de las que proporciona la vagina o el clítoris. Si se practica bien, puede ser muy placentero para algunas personas. Recuerda relajarte y lubricar bien la zona y podrás disfrutar de una experiencia única. Si, pese a todo, no te ha convencido, hay multitud de prácticas sexuales que pueden enriquecer tu vida sexual. Simplemente, no te limites por cuestión de mitos y tabúes.

Y si te has decidido, pues ¡que te den por culo y que te guste!
Aida Castaño y  J. Sáez
Textos extraídos de:Mirales , Acidademente

9 comentarios :

  1. Ummm...que pasa con el tema de la próstata???
    Personalmente me encanta q mi pareja me estimule la próstata mientras me practica una felación.
    Y soy heterosexual.

    ResponderEliminar
  2. Que me den! que me den!! y tambien doy!! soy chica y se lo hice a mi ex y el lo disfruto muchisimo.. para mi fue super excitante!!! Es riquisimo!!

    ResponderEliminar
  3. Pues hablan y hablan, la que escribe cree saber mucho... pero sabe usted de la cantidad de "hombres" homosexuales, que llegan a los servicios de urgencias con protrusión o prolapso del recto, debido a daños en los musculos del esfinter anal? (yo si, los he atendido y he tenido que ver prolapsos tipo panal de avejas, de lo graves que son. los cuales solo pueden ser introducidos con cantidades de anestesia y relajantes musculares)sabia usted que de tanto abrir el ano..., se te pueden salir los intestinos al hacer fuerza para defecar? sabia usted que este esfinter esta hecho para salir, pero no para entrar? seguramente no lo sabe, entonces informese bien, la sexualidad parece un juego, pero requiere de verdadera información.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y por qué entrecomillas la palabra hombres, en la primera línea; osea que ser homosexual quita la condición de hombre... ¿seguro estás que tu réplica no viene precedida de prejuicios?

      Eliminar
    2. Pues a quienes han llegado a que los atiendas probablemente han practicado de forma incorrecta el sexo anal, tus argumentos son retrogradas y ultracomservadores el hecho de que algunos lo practiquen mal o abusen desmedidamente de sus rectos ,no descalifica el escrito que brillantemente hace una invitación a abrirse /si uno quiere/ a nuevas formas de placer. Más bien te invito a que explores y te metas el dedo por el culo, quizá te relajes y cambies de opinión . Ah y recuerda el lubricante y la responsabilidad no querrás terminar como uno de tus "pacientes"

      Eliminar
  4. Hola, me parece muy interesante la nota y me gusta mas que cada día se hable o se abra mucho mas la puerta sobre estos temas, soy una mujer de 26 años que ha experimentado y explorado si sexualidad al maximo sin tomar en cuenta loa tabú y prejuicios, por una parte estoy descuerdo con esta persona que nos dice que ha tenido pacientes graves por tener sexo anal y es bienvenido también es parte o quizá una extencion de lo que la nota en si, podemos verlo así, la cuestión aquí es que todo en exceso y sin laa precauciones necesarias obviamente nos dañarán., pero retomando el tema del sexo anal, puedo compartirles que es la mejor experiencia sexual que he tenido, claro lo principal es que estés relajada gozando de tu pareja del momento y que te olvides de q si te va a doler o si te saldrá una sorpresa o que se yo, eso déjalo debajo de la cama y vive siente goza tu propio cuerpo el grado de exitacion que te da el sexo anal es indescriptible es hermoso es delicioso! Yo cuando estoy con mi pareja lo disfruto tanto que prefiero tener una penetración anal que vaginal, puedo venirme mas veces y tener multiorgasmos, pruen todas laa posiciones y elijan la q mas les guste obviamente hay algunas donde se logra una mejor penetracio, deja q tu pareja te descubra mientras te penetra que te mansturbe que te acarici que te muerda, jajaja quizá me estoy extendiendo mucho, pero deberás deben intentarlo no teman ni se detngan a sentir por lo que se dice o se piense al final es un acto de pareja y se queda entre ustedes dos, explorence desifrence, jueguen y lo disfrutaran al maximo, el sexo anal es para dioses de placer!, y mis consejos son, dense una Rica ducha para estar limpias, si es posible no coman mucho mas bien coma ligero para evitar q la digestión haga su trabajo, tomen una botella de vino tinto y deje se llevar estoy segura que les encantará.

    ResponderEliminar